Proyecto de recurso hídrico permite al AyA explotar agua para consumo humano en áreas protegidas

El proyecto de ley para la gestión integrada del recurso hídrico, que se tramita en el Congreso, le permite a Acueductos y Alcantarillados (AyA) la extracción de agua en zonas protegidas, como parques nacionales y reservas biológicas, pero solo en casos muy restringidos y con una condición: que su uso sea únicamente para consumo humano.

Así lo reconoció el diputado del Partido Liberación Nacional (PLN), Alfonso Pérez, presidente de la Comisión de Ambiente de la Asamblea Legislativa, que el jueves anterior dictaminó la iniciativa, cuya aprobación en primer debate está prevista este lunes. Pérez alegó que con esto se quiere evitar que este tipo de acuíferos sean explotados por empresas privadas.

Diputado del PLN, Alfonso Pérez

Otra novedad de la iniciativa es la regulación para la extracción de agua en sitios donde AyA, las municipalidades, asociaciones administradoras de acueductos rurales (asadas) y cualquier otra entidad suministradora de agua potable no ofrezcan el servicio.

En tal caso, los particulares podrán utilizar este recurso, siempre que sea bajo un marco regulatorio que definirá la nueva Dirección Nacional del Agua (DINA, también creada con la nueva ley y adscrita al Ministerio de Ambiente y Energía) en un plazo máximo de un año, estimó Pérez.

DIPUTADO DEL PLN, ALFONSO PÉREZ

En el proyecto de ley se establecen, además, posibilidades de indemnizar a un propietario de una naciente de agua en caso de que ésta abastezca a una población retirada, pues las fuentes de ese líquido no podrán quedar en manos privadas, así como tampoco será legal su explotación comercial.

Entre otras novedades de la normativa, se crearán también 12 Consejos de Unidad Hidrológica, los cuales serán encargados de velar por el resguardo y el aprovechamiento de las cuencas hídricas en igual número de zonas del territorio nacional.