Nueva ofensiva estadounidense en Irak podría "durar meses", dice Obama

ataquesOperativo pretende evitar que los yihadistas lleguen a las montañas y “masacren a la gente que se refugió allí”.

El presidente Barack Obama advirtió este sábado que la ofensiva de Estados Unidos en Irak para combatir a los yihadistas y ayudar a los civiles es un "proyecto a largo plazo", y dijo que aún no está prevista una fecha para el fin de los ataques aéreos.

"No voy a dar un calendario preciso", dijo Obama en conferencia de prensa, poco después de los primeros bombardeos estadounidenses en el norte de Irak contra los militantes del Estado Islámico, e insistió en que era imperativo establecer un gobierno creíble en Bagdad.

El mandatario se mostró confiado en que Estados Unidos podrá impedir que los militantes del Estado Islámico lleguen a las montañas y "masacren a la gente que se refugió allí".

"Pero el próximo paso, que será complicado logísticamente, es cómo logramos un pasaje seguro para la gente debajo de la montaña y dónde podemos reubicarla en última instancia para que esté segura", explicó.

Francia y Gran Bretaña acordaron sumarse a los esfuerzos humanitarios de Estados Unidos para ayudar a miles de civiles desplazados.

El mandatario estadounidense justificó la intervención de Estados Unidos ante lo que consideró un riesgo de genocidio contra los yazidíes, una minoría kurdohablante que huyó de sus hogares cuando el EI arrebató a las fuerzas kurdas el control de la ciudad iraquí de Sinjar.

Esta la primera vez que Estados Unidos se involucra en Irak desde que retiró sus tropas en 2011.