Nueva tecnología en el Mundial permitió conceder a Francia gol en disputa

Francia se benefició este domingo del primer gol que un árbitro concedió en un torneo internacional absoluto ayudado por la nueva tecnología de detección automática de goles, encuentro cuyo marcador quedó 2-0.

El sistema, que ya fue probado el año pasado en la Copa Confederaciones, transmitió una señal casi inmediata que confirmó el gol al colegiado brasileño Sandro Ricci, y éste lo hizo subir al marcador.

Era el minuto 48 cuando el delantero francés, Karim Benzema, remató un balón que dio en el poste y posteriormente rebotó en el portero hondureño, Noel Valladares. Éste sacó la pelota cuando ya había traspasado la línea, según el gráfico mostrado por televisión después de la decisión.

El problema llegó porque en las pantallas del estadio (y por televisión) se vio primero la acción inmediata después a que el balón impactó en el palo, en la que claramente el balón no entró.

"En la primera decisión de la máquina no fue gol, la segunda decisión fue gol. No sé con cuál quedarme, cuál es la verdad", lamentó el seleccionador de Honduras, Luis Suárez.

No obstante, el técnico aceptó el veredicto de la tecnología y evitó polemizar más tras la contundente derrota.

Su homólogo francés, Didier Deschamps, dijo comprender el enfado del banquillo centroamericano por la confusión inicial, aunque destacó que la tecnología "es algo muy bueno".

"El gol es válido, el árbitro ha recibido la señal, pero el problema ha sido que en la pantalla (del estadio) primero no se ha enseñado la acción correcta", precisó.

El sistema, concebido por la firma alemana Goal Control GmbH, funciona con 14 cámaras de alta velocidad, siete que enfocan a cada una de las porterías.

El dispositivo, completamente automático, funciona sin necesidad de técnicos y los árbitros son los únicos que reciben la señal luminosa y una vibración al reloj del colegiado.

"La posición del balón queda captada en 3D de forma continua y automática y en caso de que se haya marcado gol, los colegiados del encuentro obtienen en su reloj inmediatamente (en menos de un segundo) la señal que lo confirma", explicó la FIFA.

El organismo rector del fútbol mundial también destaca que, al ser una señal inmediata, no perturba el buen desarrollo del juego, aunque eso no evitó que tras el gol de Benzema se produjeran algunas protestas del banquillo hondureño.

El dispositivo ha sido probado en varias situaciones y sobre todo en condiciones reales en los mundiales de clubes de 2012 y 2013, así como en la Copa Confederaciones del año pasado en Brasil, aunque nunca hasta ahora se había producido una jugada dudosa, al menos en un gran torneo internacional.