Nuevos combates en el este de Ucrania ponen cese al fuego en la cuerda floja

dudas​Ucranianos retoman su vida normal, pero dudan que alto el fuego sea permanente

Los enfrentamientos entre el ejército ucraniano y los separatistas prorrusos el sábado cerca de Mariupol hacían temer este domingo una ruptura del alto el fuego en el este de Ucrania.

En la mañana de este domingo, también se escucharon disparos de artillería cerca del aeropuerto del feudo separatista de Donetsk -cuyo aeródromo aún está controlado por las fuerzas gubernamentales-, indicó un periodista de la AFP. Sin embargo, se desconocía de dónde procedían los posibles bombardeos.

La calma reinaba el domingo por la mañana cerca de un puesto de control ucraniano en la salida este de Mariupol.

Pero los efectos de los enfrentamientos que se prolongaron hasta bien entrada la noche eran evidentes: un camión totalmente destruido ardía junto a la carretera y varios edificios cercanos estaban dañados.

Mientras, los ucranianos retoman su vida normal, aunque dudan que el alto el fuego sea permanente.

"Tengo miedo, me gustaría que hubiera paz. Creo que el alto el fuego está acabado porque es la tercera noche seguida en la que no dormimos", contó Victoria, una jubilada.

Unas horas antes de estos hechos, el presidente ucraniano, Petro Poroshenko, y el ruso, Vladimir Putin, dijeron en una conversación telefónica que el alto el fuego, firmado el viernes, estaba siendo "globalmente respetado".