Obama proclama nueva era de cooperación entre América Latina y EE.UU.

discurso​“Reconozco que los Estados Unidos no hemos sido consistentes en la defensa de los derechos humanos”, manifestó

El presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, proclamó este sábado por la mañana su promesa de iniciar una nueva era de cooperación entre los países de América Latina y el Caribe, y la nación norteamericana.

"La relación de Estados Unidos y América Latina es la mejor que hemos tenido en décadas", dijo esta mañana frente a la mayoría de los mandatarios de la región, en la Cumbre de las Américas, que generará el histórico cara a cara entre los mandatarios Raúl Castro y Obama.

Uno de los principales pasos para avanzar en ese camino, afirmó Obama, es la histórica decisión de pedir al Congreso nortamericano el levantamiento del embargo contra Cuba: decisión que aplaudieron todos los mandatarios reunidos en la cumbre.

"Nos reunimos en un momento histórico", dijo Obama, quien pretende empezar a colaborar con la isla para el desarrollo de proyectos humanitarios y de telecomunicaciones, entre otros.

También insistió en que impulsarán nuevas relaciones para el desarrollo de otras oportunidades en la región.

Entre ellas, anunció que buscarán modificar el sistema migratorio fallido, la armonización de reglamentos, inversiones y colaboración para la disminución de las facturas eléctricas en los países de Centroamérica a través de políticas de energía limpia.

"Ese es el nuevo capítulo de compromiso que emprenderemos a lo largo de las Américas", prometió.

"La guerra fría hace tiempo que acabó"

"No me interesan las batallas (que iniciaron) antes de que yo naciera", manifestó esta mañana el presidente Obama como respuesta a los cuestionamientos que hizo el presidente de Ecuador, Rafael Correa, sobre la colaboración de los Estados Unidos para el desarrollo de élites económicas dañinas para la región latinoamericana.

"Es posible usar a EE.UU. como excusa para los problemas políticos nacionales, pero eso no resolverá nada", le respondió Obama. Pese a ello, admitió que la historia de Estados Unidos tiene oscuros pasajes que reconocen, pero pretenden dejar atrás.


"Reconozco que en los Estados Unidos de América no hemos sido consistentes en la defensa de los derechos humanos", dijo.


Las declaraciones forman parte de la Cumbre de las Américas, un encuentro histórico que reúne a los Estados Independientes Americanos.