No hay conexión a internet 
Gira el telefono para mejorar navegación
    • VozYVoto.org
    • DataBaseAR.com

Ocho partidos tramitaron colocación de bonos por el equivalente al 74% de la deuda política

PUSC y Actuemos Ya sacaron tres series de certificados

Ocho agrupaciones tramitaron la colocación de certificados de cesión equivalentes al 74 por ciento del total de la deuda política aprobada para las próximas elecciones nacionales del 2018.

Se trata de bonos por un total de ¢18.575 millones que suman la Unidad Social Cristiana (PUSC), Liberación Nacional (PLN), Republicano Social Cristiano (PRSC), Alianza Demócrata Cristiana (PADC), Accesibilidad Sin Exclusión (PASE), Partido de de los Transportistas, Actuemos Ya y Unión Guanacasteca, según información proporcionada por el Tribunal Supremo de Elecciones (TSE).

Los socialcristianos son los más ambiciosos pues solicitan la mayor cantidad con un total de ¢10.250 millones.

El PUSC, junto a la agrupación provincial de Cartago Actuemos Ya, apostaron por sacar hasta series C, el resto se quedó en la emisión A.

El jefe del Departamento de Financiamiento de Partidos Políticos del TSE, Ronald Chacón, indicó que este es el corte que tienen a tan solo tres semanas de la convocatoria oficial a elecciones. Las agrupaciones deben comunicar al Tribunal estas gestiones.

"Eventualmente los partidos políticos pueden emitir certificados de cesión incluso hasta la fecha en la que se da la declaratoria del monto total al que podrían tener derecho", externó el funcionario.

Las agrupaciones no tienen límites en cuanto al monto que pretendan colocar en bonos de deuda, aunque lógicamente está supeditado su pago a la retribución que les corresponda a partir de la cantidad de votos que obtengan en los comicios.

Los certificados de cesión son una especie de vale que los partidos ofrecen a diferentes personas o entidades que están sujetos a la deuda política de tal manera que dependiendo del dinero que se les asigne primero se paga la serie A, luego la B y así consecutivamente hasta que se agote el fondo al que tienen derecho.

Durante la campaña presidencial del 2014, los partidos políticos excedieron los montos de bonos en comparación a la deuda política de ese año, sobrepasando los ¢18.147 millones definidos para esa ocasión.

Para estos próximos comicios, la contribución estatal para las agrupaciones que participarán en la contienda se definió en ¢25.029.906.960.

El monto de la deuda política tenía un techo del 0,19 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) correspondiente al año trasanterior al electoral, sin embargo, el actual Congreso aprobó una rebaja sustancia y dejó este tope en 0,11 por ciento.