No hay conexión a internet 
Gira el telefono para mejorar navegación

"Odio racial" motivó tiroteo que dejó seis heridos en Italia, afirma Ministro del Interior

​Tras haber detenido su carro negro, tuvo tiempo de quitarse la chaqueta, ponerse una bufanda tricolor, hacer el saludo fascista y gritar "¡Viva Italia!"

El tiroteo atribuido a un joven italiano que causó este sábado seis heridos en Macerata (centro de Italia) fue consecuencia de un "evidente odio racial", estimó el ministro italiano de Interior, Marco Minniti, tras una reunión con las fuerzas del orden locales.

El ataque es producto de una cultura "de extremismo de derechas con referencias claras al fascismo y al nazismo" añadió el ministro, que subrayó que el único vínculo entre las víctimas es "el color de su piel".

Un joven italiano con la cabeza rapada y vínculos ultraderechistas fue detenido el sábado en Macerata, en el centro de Italia, tras un tiroteo contra "extranjeros" que dejó seis heridos.

El hombre, que había disparado desde su coche, fue arrestado sin oponer resistencia, según las imágenes difundidas por las televisiones.

"Hay seis heridos y todos son extranjeros", precisó el alcalde de la localidad, Romano Carancini, después de este tiroteo el sábado por la mañana que desató el pánico en el centro de esta pequeña ciudad de 43.000 habitantes.

La policía también habló de "heridos de nacionalidad extranjera", uno de los cuales tuvo que ser operado. Los medios italianos mencionaban por su parte "personas de color".

El sospechoso, identificado por la prensa como Luca Traini, de 28 años, estaba siendo interrogado por la policía horas después.

Tras haber detenido su coche Alfa Romeo negro frente al monumento, tuvo tiempo de quitarse la chaqueta, echarse una bufanda tricolor al cuello, hacer el saludo fascista y gritar "¡Viva Italia!", precisó la prensa italiana citando a testigos.

La policía encontró una pistola en el vehículo del presunto agresor que, según los medios, reconoció los hechos.

El sospechoso abrió fuego en ocho lugares diferentes de la ciudad, afirma la prensa. Las oficinas del Partido Demócrata (centro-izquierda, en el poder) habrían sido uno de los blancos.