ONU advierte de alto riesgo de retorno de perturbaciones climáticas por El Niño

La ONU elevó a un 80 por ciento la probabilidad de que este 2014 vuelva a producirse el fenómeno de El Niño, que se caracteriza por sus temperaturas inusualmente cálidas en el Pacífico y puede acarrear sequías e inundaciones en todo el mundo.

"Existe un 60 por ciento de probabilidad de que entre junio y agosto se instale plenamente un episodio de El Niño, y esa probabilidad será de entre 75 y 80 por ciento para el período de octubre a diciembre", dijo la Organización Meteorológica Mundial (OMM), entidad de la ONU en Ginebra.

"Muchos gobiernos ya han comenzado a prepararse para la llegada de El Niño", que será muy probablemente de "intensidad moderada", precisa la OMM.

En una rueda de prensa en Ginebra, los expertos del organismo estimaron este jueves que aún era difícil determinar con precisión las regiones que se verán más afectadas y el tipo de perturbaciones a las que se verían más expuestas.

"Sabremos más en agosto", dijo Rupa Kumar Kolli, jefe de la división de clima mundial de la OMM, precisando además que aún había un margen para que el fenómeno no se produjera, dado que faltaba reunir ciertos datos atmosféricos.

La OMM señala, sin embargo, que "recientemente las aguas del Pacífico tropical han registrado un aumento de la temperatura alcanzando el umbral débil de El Niño" y que la tendencia se mantendrá "durante los próximos meses", para alcanzar "su máxima durante el último trimestre de 2014".

"Las predicciones de los modelos y las opiniones de los expertos coinciden en que el fenómeno cobrará máxima intensidad durante el cuarto trimestre y persistirá durante los primeros meses de 2015 para luego disiparse", especifica.

El Niño es un fenómeno natural, que se produce cada 2 a 7 años, y "tiene gran influencia en el clima mundial". Su última aparición data de 2009/2010, recuerda el informe.