No hay conexión a internet 
Gira el telefono para mejorar navegación

Turquía insta al mundo a no venderse por los dólares de Trump en voto sobre Jerusalén

Presidente de EEUU amenazó con cortar la ayuda a los países que se opongan el reconocimiento de Jerusalén como capital de Israel

Turquía exhortó este jueves a la comunidad internacional a "no venderse" por "un puñado de dólares" después de que el presidente estadounidense, Donald Trump, amenazara con cortar la ayuda financiera a los países que votaran en la ONU a favor de una resolución que condena el reconocimiento por Estados Unidos de Jerusalén como capital de Israel.

"Sobre todo no vendan su voluntad [democrática] por un puñado de dólares. Los dólares regresarán, pero una voluntad que ha sido vendida no regresará nunca", declaró el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, durante un discurso en la ciudad de Ankara.

"Bueno, estaremos mirando esos votos. Déjenlos votar en contra nuestra. Ahorraremos un montón. No nos importa", afirmó Trump.

Erdogan es uno de los críticos más férreos con la decisión anunciada el 6 de diciembre por el presidente estadounidense de reconocer a Jerusalén como capital de Israel.

La semana pasada convocó en Estambul una cumbre de la Organización de Cooperación Islámica (OCI) tras la cual sus 57 miembros proclamaron Jerusalén Este como "capital" de un "Estado palestino" e instaron al resto de países a hacer lo mismo.

El texto de resolución que está siendo examinado este jueves en la Asamblea General fue propuesto por Yemen y Turquía en nombre del grupo de países árabes y de la OCI.

Israel se anexionó la parte oriental de Jerusalén, con cuyo control se hizo durante la guerra de 1967, y después votó una ley para convertir a la Ciudad Santa en su capital "indivisible".

La comunidad internacional nunca ha reconocido esta anexión, y los palestinos consideran Jerusalén Este como la capital de su futuro Estado.

Turquía e Israel normalizaron sus relaciones el año pasado, tras una grave crisis diplomática desencadenada por un ataque israelí a una embarcación de una oenegé turca que se dirigía a la Franja de Gaza en 2010.

Los dos países intensificaron su cooperación, aunque Erdogan sigue criticando con regularidad la política israelí.