Opositores protestan contra despliegue de seguridad en Caracas

Más de un millar de personas, la mayoría vecinos de la Plaza Altamira y del centro del municipio opositor de Chacao, epicentro de protestas en Caracas, se manifestaron pacíficamente la noche del lunes contra el despliegue de fuerzas de seguridad para evitar bloqueos callejeros.

"Sentí una gran indignación cuando vi la Plaza Altamira tomada por la Guardia Nacional. Es por eso que salí para apoyar a los jóvenes. Las protestas no se deben terminar", dijo Sonia de Rodríguez, administradora de 51 años, vecina de la conflictiva zona.

Este lunes, la Plaza Altamira y el casco de Chacaco amanecieron con el despliegue de un millar de guardias y policías nacionales portando armas largas mientras brigadas de limpieza recogían escombros y basura quemada que manifestantes utilizaban para bloquear las calles.

Al caer la tarde, una multitud tenía prácticamente tomada de forma pacífica la Plaza Altamira, que desde el pasado 12 de febrero, cuando estallaron las protestas en Caracas, había sido escenario de batallas callejeras de manifestantes radicales que lanzaban piedras y bombas incendiarias a las fuerzas del orden, que respondía con gases lacrimógenos y perdigones.

Durante la noche, también se registraron manifestaciones en el casco de Chacao mientras desde los edificios se escuchaba el golpear de cacerolas, habitual forma de protesta en Venezuela.