Oscar Duarte tras expulsión: "mi corazón estaba en la cancha aunque yo no estuviera con ellos"


"Mi corazón estaba en la cancha aunque yo no estuviera con ellos". Con estas palabras el defensor costarricense - de origen nicaragüense- Oscar Duarte, explicó lo que sentía luego de la expulsión por acumulación de tarjetas amarillas este domingo contra Grecia, en el partido que ganó la Selección luego de una agónica tanda de penales.

Tras el encuentro, Duarte habló con su familia vía telefónica y fue su hermana, Cinthia Duarte quién le consoló.

Le dijimos que no fue culpa de él, que él lo dio todo y que su esfuerzo había sido enorme, dijo la hermana de Duarte, quién conversó con el defensor unas horas después del partido. La expulsión de Duarte obligó a "La Sele" a defenderse con 10 hombres durante poco más de 20 minutos en la etapa complementaria y los 30 minutos del tiempo extra.

hermana de oscar duarte, cinthia duarte

De acuerdo con la hermana del defensor, Duarte se encontraba devastado al momento de la llamada. Aseguró que la expulsión le afectó "porque sintió que pudo haber perjudicado al equipo".

Aún así, al terminar el partido, el defensor no pudo ocultar su emoción. Me dijo, este triunfo es mío también, yo lo siento como propio.

La madre del lateral Cristian Gamboa , Sinaí Luna, también habló con su hijo después del partido del domingo.

madre de cristian gamboa, sinaí luna

"Mami mándeme todas las vibras positivas por favor, me dijo antes de que comenzara el partido", comentó Luna respecto a las palabras de Gamboa. Agregó que el jugador se encontraba muy alegre por el triunfo y que en el camerino todos creen que la escuadra está para más. "Me dijo: mami disfruten porque todo esto es lo que ustedes me dieron".