Oscar Pistorius era un "egoísta que humillaba a su novia", afirma fiscal

El procurador Gerrie Nel presentó el jueves una imagen poco elogiosa del campeón paralímpico sudafricano Oscar Pistorius, quien según él era un ser egoísta que humillaba frecuentemente a su novia, Reeva Steenkamp, a la que mató en febrero de 2013.

En el segundo día de su contrainterrogatorio en Pretoria, el procurador pasó revista a las relaciones a veces tensas de la joven pareja antes de la tragedia. Al analizar los mensajes que se enviaron mutuamente , describió a un hombre celoso y egocéntrico, que jamás reconocía su responsabilidad.

"En una relación de cuatro meses, cuando la relación se volvía más intensa, él la trataba mal, pedía excusas, sonreía", resumió Nel.

Al volver sobre sus disputas en los mensajes de sus teléfonos celulares, el temible procurador mostró que Oscar Pistorius no hacía más que humillar a su novia, interesándose únicamente en sí mismo, en su propia imagen. Ella sufría, se quejaba, luego él pedía perdón, antes de hacerle otros reproches, a veces en público.

"'¡No hagas esto, no hagas lo otro!' Usted era lo único importante. ¡Lo que era importante para ella, para usted no tenía importancia!", exclamó el fiscal.

"Ella hacía todo para hacerlo feliz, para hacer feliz a Oscar. ¿No le importa?" -preguntó el Procurador.

"Eso no es cierto, Señoría", respondió Pistorius, dirigiéndose formalmente a la jueza Thokozile Masipa.

"Lo único importante era Pistorius. Así era su relación."

"Eso no es cierto, señoría."

El atleta explicó que era constantemente seguido por los medios de comunicación, que le daba consejos para no cometer errores en público, y que no se podía explicar toda una relación a partir de algunos mensajes.

"Yo quería que solucionáramos eso. Yo quería que funcionara. Yo quería que tuviéramos una relación amorosa", dijo Oscar Pistorius.