Óscar Ramírez apuesta por uruguayo Alejandro Larrea para que lo asista en el banquillo tricolor

preferencia​Larrea fue el primer asistente de Ramírez en Santos de Guápiles

En su presentación oficial como nuevo técnico de la Selección Nacional la tarde de este martes, Óscar Ramírez dejó claro su deseo de que el uruguayo Alejandro Larrea sea su mano derecha en el camino hacia Rusia 2018.

La solicitud tiene carácter de orden ante el comité ejecutivo de la Federación Costarricense de Fútbol (Fedefútbol), pues fue una de las condiciones que el Machillo puso en la mesa antes de estampar su firma.

"Conviví mucho con Alejandro en el pasado y eso nos dio mucha afinidad. También lo tuve en Guápiles. Compartimos mucho y él me puede ayudar en mis debilidades", aseguró el estratega.

Precisamente Larrea fue el primer asistente técnico que tuvo Ramírez en su carrera como técnico en Primera División, en la temporada 2006-2007 cuando ambos defendían los colores del Santos de Guápiles.

Larrea llegaría para hacer de enlace entre Ramírez y los jugadores, una de las debilidades del timonel, quien nunca ha ocultado que prefiere concentrarse en el análisis y el pizarrón.

En la agenda del Machillo lo primero será definir la convocatoria para enfrentar los partidos amistosos ante Brasil (5 de setiembre) y Uruguay (9 setiembre). Esa lista se presentará entre jueves y viernes próximos.

El nombramiento del uruguayo debería llegar luego de eso, aunque es prácticamente un hecho que será competencia del comité ejecutivo entrante, que se definirá este jueves en asamblea.