No hay conexión a internet 
Gira el telefono para mejorar navegación

"No habrá reforma fiscal en este gobierno", afirma Otto Guevara

​Viceministro de Presidencia y jefes de fracción negociarán el lunes agenda fiscal

Los últimos esfuerzos que intentan realizar el gobierno con los jefes de fracción en la Asamblea Legislativa para avanzar en una reforma fiscal, enfrentarán la férrea oposición del libertario Otto Guevara, quien categóricamente afirmó que los proyectos fiscales "no se van a aprobar en este gobierno".

"No hay manera de que se apruebe el artículo 208 Bis del Reglamento Legislativo (un procedimiento abreviado que pone fecha a la discusión de un proyecto de ley) para que se aprueben impuestos, que es lo que el Gobierno quiere, y yo agotaré todo los tiempos, de manera que esa reforma no va a pasar en este gobierno", dijo Guevara

El viceministro de la Presidencia Luis Paulino Mora aprovechó la semana anterior para hablar con los jefes de fracción de la necesidad de establecer las reglas del juego para la discusión de una reforma tributaria y otros proyectos tendientes a sanar las finanzas públicas. El Movimiento Libertario no estuvo presente por ser Natalia Díaz la jefa de fracción, quien se encuentra fuera del país.

Los diputados Mario Redondo Poveda, de la Alianza Demócrata Cristiana (ADC) y William Alvarado, del Partido Unidad Socialcristiana (PUSC) informaron a AmeliaRueda.com que la intención de Mora es que el lunes puedan discutir la mejor forma de abordar los temas de la reforma fiscal y de aprobar una vía rápida para su discusión y aprobación y en la que incluirían al menos tres iniciativas.

La iniciativa más controvertida corresponde al expediente es 20580 y contiene reformas a los impuestos de Renta y Venta. Convierte este último en el Impuesto al Valor Agregado (IVA), que se extiende a una serie servicios que ahora no están gravados.

La propuesta es polémica porque amplía la base impositiva y el porcentaje de gravamen. Algunos están de acuerdo no solo en convertir el de Impuesto de Ventas a IVA, sino además lo están con que se aumente del 13 al 15 por ciento. Otros, como el PUSC, rechazan que se eleve en esos dos puntos porcentuales.

Los diputados tratarán el tema de aquellas iniciativas no convocadas aún por el Poder Ejecutivo pero en las cuales los partidos tienen interés. En ese sentido, Alvarado dijo que el PUSC propone que antes de cualquier otro proyecto, se apruebe en su primera legislatura la reforma a los artículos 176 y 184 de la Constitución Política, mediante la cual se establece que en el Presupuesto Nacional el gasto corriente no podrá ser mayor a los ingresos corrientes, a menos que una mayoría calificada de diputados disponga lo contrario. Además, se prohibe que el servicio de la deuda pública supere en monto el 50 por ciento del gasto.

De acuerdo con el Banco Central el déficit fiscal del Gobierno Central en el 2017 llegó al 7,1 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB), alrededor de ¢2,5 billones. Para este año, ese faltante alcanzará el 7,9 por ciento del PIB, cerca de ¢3,9 billones. Para financiar el déficit el Gobierno tendrá que recurrir a un mayor endeudamiento, de manera que el monto de la deuda será de 49,2 por ciento del PIB en 2017 y de 53,6 por ciento en el 2018. Para el 2019 se estima que el gasto público consumirá el 59 por ciento de los ingresos.

La consigna para los partidos más grandes hoy representados en el Congreso, el PLN, el PAC y el PUSC, es no poner más impuestos si antes no se toman medidas para mejorar la captación de los tributos y poner un alto a los disparadores del gasto, entre los que figuran el pago de anualidades y otros beneficios de los empleados públicos, a lo cual los sindicatos y la fracción del Frente Amplio se oponen.

De allí que además de los dos proyectos mencionados –el que reforma los tributos y el que modifica artículos de la Constitución—para algunos diputados es esencial enviar un tercer proyecto, que ya estaba en la agenda ordinaria de la comisión permanente de Asuntos Hacendarios y que establece topes a los salarios del sector público. Este tampoco ha sido enviado por el Poder Ejecutivo al Congreso.

Estos tres proyectos incluyen las mínimas iniciativas de una contingencia fiscal.

En ese sentido, varios han sido los llamados que han realizado a los diputados las cámaras empresariales y algunos líderes políticos para avanzar en la reforma tributaria y de saneamiento de las finanzas.