PAC presidirá el Congreso tras perder apoyo de evangélicos y ganar el del PUSC

A pesar del fracaso -a último minuto- de una negociación con dos diputados evangélicos, el legislador del Partido Acción Ciudadana (PAC) Henry Mora ganó este jueves la Presidencia de la Asamblea Legislativa al obtener 30 de los 57 votos.

Mora -economista de profesión- sumó los 13 votos de su fracción, los nueve del Frente Amplio y los ochos socialcristianos Unidad Social Cristiana (PUSC).

La elección de Mora quedó ratificada a las 12:20 de esta tarde, tras cuatro recesos solicitados por el Partido Accesibilidad sin Exclusión (PASE) y por el PAC, que se extendieron por tres horas.

El oficialismo tuvo que correr para amarrar la mayoría porque minutos antes de las 9 a.m., los dos diputados de Renovación Costarricense, anunciaron que no votarían por Mora. Los legisladores evangélicos retiraron su apoyo porque el PAC no firmó un compromiso -anunciado la noche del miércoles- para no discutir durante el próximo año un proyecto que daría -entre otros- derechos patrimoniales a parejas del mismo sexo.

Por su parte, el PUSC renunció a sus aspiraciones de presidir el Congreso, con la candidatura de Humberto Vargas. Tras el acuerdo con el PAC, Vargas declinó de postularse.

Esta es la segunda ocasión en que un legislador del PAC alcanza el máximo cargo dentro del Congreso. La primera vez fue en el periodo 2011-2012 cuando Juan Carlos Mendoza logró obtener los votos suficientes para convertirse en Presidente de la Asamblea Legislativa. Mendoza será embajador ante las Naciones Unidas a partir del 8 de mayo.

Para contrarrestar la candidatura del PAC, el Partido Liberación Nacional (PLN) apoyó la candidatura de Sandra Piszk, quien al final recibió 18 votos; mientras el Movimiento Libertario postuló a su excandidato a la Presidencia, Otto Guevara, quien obtuvo los 4 de su partido.

Mario Redondo, de la Alianza Demócrata Cristiana, apoyó su propio nombre, luego de confirmar que fue imposible llegar a un acuerdo con el PLN y el Movimiento Libertario que lo catapultaran a la silla de la Presidencia. Achacó la responsabilidad de no llegar a un acuerdo a la legisladora Carmen Quesada, del Movimiento Libertario, quien a su juicio rompió la negociación existente con él.

En el caso de Renovación Costarricense, ambos diputados decidieron ir por su cuenta y apoyar la candidatura de Abelino Esquivel, mientras el legislador del PASE, Oscar López, votó por él mismo. Lo mismo hizo Fabricio Alvarado de Restauración Nacional.