No hay conexión a internet 
Gira el telefono para mejorar navegación

Páginas y noticias falsas no tendrán sanciones por parte del TSE

Denuncias deberán resolverse en la vía judicial

Las páginas, las noticias y los perfiles falsos, no tendrán ninguna sanción para este proceso electoral por parte del Tribunal Supremo de Elecciones (TSE), lo anterior debido al fallo N° 1750 que emitió la Sala Constitucional en 1997.

Hasta las elecciones de 1994, la entidad tenía la potestad según el artículo 85 del Código Electoral de ordenar la suspensión de toda información que se calificara como calumniosa, injuriosa o difamatoria. Sin embargo, se presentó una acción contra esta norma quedando anulada por ser una violación al derecho de la libertad de expresión y el de la libertad de información.

La resolución emitida en el año 1997 solo dejó en vigencia las vedas de tregua navideña, los tres días inmediatos anteriores y el propio día de las elecciones. De manera que si alguna persona, candidato o partido político se siente agraviado por la información que se está transmitiendo en algún espacio físico o en algún sitio web, deberá acercarse de manera personal a una sede judicial y poner una querella en contra de lo que se esté difundiendo.

"Como Tribunal no tenemos ningún tipo de facultad ni de potestad para ordenar la cancelación de ninguna información. (…) Aun cuando nos digan que una página es falsa o que la información no es verdadera, no hay una norma jurídica que respalde al Tribunal para sacar del aire esa información", explicó el director general del Registro Electoral y de Financiamiento de Partidos Políticos, Héctor Fernández.

Para combatir este tipo de acciones el TSE se apropia de su campaña "Un voto inteligente es un voto informado" y le dice a la población que verifique los textos, imágenes, videos, datos y más, con medios oficiales, páginas de los candidatos y la del propio Tribunal, donde se estará publicando información clara de los aspirantes y sus propuestas, de esta manera los votantes pueden confirmar que lo que están consumiendo es verdadero.

"El problema de Internet es que hay cualquier cantidad de información, ya no es problema acceder a ella sino discriminar esa información. Es un problema que cada persona tiene que tener claridad y corroborar las informaciones que tienen", aconsejó Fernández.

Google brinda al lector una etiqueta de verificación de los hechos, esta aparece debajo del enlace que muestra el buscador. Allí aparece un cuadro con la información de quien hace el reclamo, qué parte de la noticia es la que se pide aclarar, el resultado de la verificación según lo analizado por los editores y cuál editor fue el encargado de dar esta respuesta. Las respuestas comunes pueden estar entre "cierto, parcialmente ciertas o falsas".