País denuncia daños a territorio tico por nuevas incursiones nicaragüenses

quejaPresidente ordenó detener a cualquier persona que sea descubierta provocando daños en suelo nacional

Una nueva incursión nicaragüense en territorio tico ocasionó daños ambientales, según denunció este martes el gobierno costarricense.

De acuerdo con evidencia obtenida por nuestras autoridades, el pasado miércoles se produjo una incursión de trabajadores nicaragüenses contratados por el Ministerio de Ambiente y los Recursos Naturales (Marena) de Nicaragua, dirigidos por Edén Pastora.

Inicialmente se pensó que se trataba de un grupo de tala ilegal, pero luego se determinó que eran personas ligadas a los trabajos que realiza Nicaragua en el San Juan.

Un video revelado por el gobierno tico muestra la versión de uno de esos empleados, quien acepta ser pagado por las autoridades nicaragüenses y describe el tipo de trabajo que realizan.

Según el canciller costarricense, Manuel González, el país "no está reclamando" ningún derecho adicional sobre el río San Juan, el cual aceptó es de completa soberanía nicaragüense. Sin embargo, González explicó que las dragas nicaragüenses están socavando la ribera de lado costarricense.

De acuerdo con el Canciller tico, las incursiones se dan fuera de la zona sobre la que ambos países mantienen una disputa legal en la Corte Internacional de Justicia, en La Haya.

Por su parte, el ministro de Seguridad, Celso Gamboa, aseguró que Costa Rica cuenta con al menos 45 oficiales y cinco patrullas vigilando la zona del conflicto.

Las actividades detectadas por las autoridades costarricenses serán incluidas en un informe que el país enviará a la Corte Internacional de Justicia antes de que termine el mes.

Los daños denunciados por Costa Rica contradicen las declaraciones dadas por el encargado del dragado en el río San Juan, Edén Pastora. El jueves 13 de noviembre, el funcionario manifestó al Canal 15 de Nicaragua que ningún trabajador de ese país ha incursionado a suelo tico.

"Que haya entrado a Costa Rica alguien que esté relacionado a la limpieza del río, es una mentira del tamaño del (volcán) Irazú... No necesitamos cruzar a territorio tico, no hemos cruzado ni vamos a cruzar˝, afirmó Pastora, quien aseguró al medio que aunque el suelo costarricense inicia en la ribera sur del río San Juan, las labores de limpieza del mismo las realizan desde el agua con las tres dragas que están funcionando en este momento.

En noviembre de 2013, la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya emitió medidas provisionales en las que ordenaron a Nicaragua detener el dragado en la zona en disputa (Calero) y le indicó a Costa Rica tomar las previsiones para reparar los daños ocasionados al ambiente por la tala de árboles en la construcción de los caños efectuada por Nicaragua.