Consorcio amenaza con detener ampliación del canal Panamá

El presidente de Panamá, Ricardo Martinelli, advirtió este jueves que viajará a Europa para exigir que se cumpla con la ampliación del Canal al consorcio que amenazó con suspenderla si no le pagan $1.600 millones por sobrecostos.

"Voy a ir a España e Italia a exigirle a estos gobiernos responsabilidad moral por lo actuado, porque no puede ser que una empresa meta una cantidad enorme de sobrecostos en una obra de ampliación, que es una obra de la humanidad", declaró a periodistas Martinelli, sin precisar fechas del viaje.

El Grupo Unidos por el Canal (GUPC), liderado por la constructora española Sacyr, envió a la Autoridad del Canal de Panamá (ACP) una carta, con fecha del 30 de diciembre, en la que advierte que "en 21 días suspenderá la construcción de la obra" por supuestos incumplimientos del contrato en relación con sobrecostos que ascienden a $1.600 millones.

"Cuando ellos licitaron pusieron un precio y ahora van a venir con el cuentito de que están subiendo los precios", afirmó Martinelli, tras emitir en el Congreso un informe sobre gestión de gobierno.

El consorcio GUPC está integrado por la firma italiana Impreglio, la belga Jan de Nul y la panameña Constructora Urbana, pero es encabezado por la española Sacyr, que este jueves envió un comunicado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) española informándole del conflicto.

El administrador del Canal, Jorge Quijano, rechazó el miércoles "de manera categórica" las amenazas del GUPC, realizadas según él "con el único propósito de forzarnos a negociar fuera de los términos establecidos en el contrato".

"Panamá está en condiciones de culminar la obra y el país se va a plantar muy bien frente a esto. Las reclamaciones de GUPC deben darse, en el contexto de lo establecido dentro del contrato", comentó el exadministrador del Canal, Alberto Alemán, en cuya gestión se inició la ampliación.

Los trabajos, que tienen un costo total de $5.200 millones -$3.200 de ellos para GUPC- comenzaron en 2009 y estaba previsto que terminaran en octubre de 2014, año en que la vía cumple 100 años. Sin embargo, llevan un retraso de nueve meses.

Foto: AFP PHOTO/Rodrigo ARANGUA