Panamá prueba primer metro centroamericano

Cientos de personas aguardan expectantes en el andén de la estación "Plaza Cinco de Mayo", una de las 13 con las que cuenta la primera línea del metro panameño, hoy a prueba y que será desde abril el primero en Centroamérica.

La ansiedad aumenta cuando el tren abre sus puertas y algunos corren para ser los primeros en entrar y buscar un asiento. "Es la primera vez que monto, espero que ayude a desahogar las calles de vehículos", afirmó Ildefonso Suria, de 34 años.

Durante estos días jóvenes y no tan jóvenes, trabajadores o estudiantes, panameños o extranjeros participan como viajeros en la puesta a punto de la primera línea del metro de Panamá.

"Ya estamos en la recta final. Ya el contratista entregó la obra y estamos en la fase de prueba y ajustes para inaugurarlo el 5 de abril", dijo la vocera de la Secretaría del Metro, Dalma Duque.

El tren recorrerá en 23 minutos casi 14 kilómetros con 13 estaciones, elevadas y bajo tierra, desde el populoso municipio de San Miguelito, contiguo a la capital panameña, hasta la terminal de autobuses de Albrook.

Las obras, a un costo de 1.800 millones de dólares, fueron realizadas por el consorcio conformado por la brasileña Odebrecht y la española Fomento de Construcciones y Contratas (FCC), en tanto que la francesa Alstom fabricó los trenes.

"Este es uno de los trenes más modernos del mundo", que incluso no necesita conductor, dijo con orgullo el español Daniel García, uno de los ingenieros industriales de la obra.

El nuevo sistema de transporte pretende aliviar el caótico tránsito vehicular de la capital panameña, pero todavía levanta recelo por el costo del pasaje que sigue siendo una incógnita.