Panamá suspende contrato con empresa italo-argentina en medio de escándalo de corrupción

Justicia​Las compras hechas a la firma Finmeccanica desataron uno de los mayores escándalos del gobierno de Martinelli

La Corte Suprema de Justicia de Panamá suspendió un contrato por más de 15 millones de euros, suscrito en 2010 por el gobierno del expresidente Ricardo Martinelli con una empresa italo-argentina, por sospechas de que pagó comisiones al exgobernante.

La suspensión temporal se da para "evitar que los efectos del contrato ocasionen un perjuicio grave y de imposible reparación para la colectividad, pues puede verse afectado el patrimonio de la nación Panameña", indicó un comunicado del tribunal, este miércoles.

El gobierno panameño presentó el pasado 23 de septiembre una solicitud a la corte para que declarara nulo el contrato con la empresa Telespazio Argentina S.A., subsidiaria de la italiana Finmeccanica.

El contrato establecía la compra, por 15,7 millones de euros ($13,9 millones), de un sistema de cartografía digital dentro de un acuerdo de 2010 entre Italia y Panamá para la lucha contra el crimen organizado y el narcotráfico.

Según la demanda del actual gobierno, el contrato fue firmado para "fines distintos al interés público" ya que Finmeccanica habría creado un esquema por medio del cual "se buscaba beneficiar ocultamente al presidente Ricardo Martinelli Berrocal" a través del pago de comisiones.

Panamá firmó tres contratos con subsidiarias de Finmeccanica, una de ellas con Telespazio Argentina.

Los otros fueron con la empresa AGUSTA para el suministro de seis helicópteros por 76,9 millones de euros ($68,4 millones), y con Selex Sistemi Integrati para la adquisición de radares por 90,5 millones de euros ($80,5 millones).

Este último contrato también fue suspendido por la justicia.

La demanda señala que esas empresas asumieron el pago de comisiones, a través de la sociedad Agafia, por un 10 por ciento sobre el precio bruto de ventas de los equipos o servicios, sin ninguna justificación.

Las compras hechas a Finmeccanica desataron uno de los mayores escándalos del gobierno de Martinelli, ya que fueron realizadas con la mediación del empresario italiano Valter Lavítola, condenado en su país por corrupción internacional.

El propio Martinelli, quien está fuera de Panamá desde enero, acumula seis expedientes en la Corte por casos de corrupción y ha sido acusado por el fiscal Harry Díaz de espiar a opositores durante su gobierno (2009-2014). Cuatro de sus ministros están presos y otros tienen medidas cautelares por diversos escándalos.