Papa pide perdón a indígenas por la exclusión que sufren y llama a defender raíces de los pueblos

Encuentro​ Lecturas y los cantos se hicieron en lenguas chol, tzotzil y tzeltal por los mismos indígenas.

A las 10:13 de la mañana de este lunes el papa Francisco ofició una misa en San Cristobal de las Casas, Estado de Chiapas, en donde las lecturas y los cantos se hicieron en lenguas chol, tzotzil y tzeltal por los mismos indígenas.

Francisco, en su mensaje, pidió perdón a los indígenas por la forma en que la sociedad le ha restado importancia a sus valores y creencias, al tiempo que les instó a enseñar al mundo su compromiso por defender a la naturaleza.

"Muchas veces, de modo sistemático y estructural, sus pueblos (indígenas) han sido incomprendidos y excluidos de la sociedad. Algunos han considerado inferiores sus valores, su cultura y sus tradiciones (...) ¡Qué tristeza! Qué bien nos haría a todos hacer un examen de conciencia y aprender a decir: ¡Perdón!", manifestó el pontífice.

También les indicó que son "necesarios" para contrarrestar las corrientes que impulsan un mundo homogéneo, y para enseñarle a los jóvenes la riqueza de la diversidad y la relevancia de sus raíces.

Recorrido

El pontífice arribó en helicóptero desde la capital estatal de Tuxtla Gutiérrez, y abordó el "papamóvil" para recorrer el centro deportivo con capacidad para 100.000 personas donde millares de indígenas lo aguardaban desde horas de la madrugada, envueltos por la gélida neblina de la montaña del sur de México.

Poco antes, en Tuxtla Gutiérrez, fue recibido por el gobernador de Chiapas, Manuel Velasco, mientras un coro de niños con trajes coloridos le cantaba "bienvenido a casa, Francisco".

Después de haber denunciado el narcotráfico y la corrupción durante los primeros días de su gira, el pontífice llegó a la pintoresca San Cristóbal de las Casas, en la tercera jornada de su visita al país, que se extenderá hasta el miércoles.