Papa clausura "Año de la Fe" apretando las reliquias de San Pedro

CIUDAD DEL VATICANO. - En un gesto simbólico al clausurar este domingo el "Año de la Fe", el papa Francisco apretó en sus manos el relicario que contiene la osamenta atribuida a San Pedro, fundador de la Iglesia católica.

La imagen del Papa argentino de 76 años, 265º sucesor de Pedro, totalmente concentrado, con expresión grave, tomando firmemente en sus manos ese relicario de bronce a lo largo de toda la plegaria del "Credo", fue uno de los momentos más impactantes de una misa muy solemne.

Así concluyó "el Año de la Fe" en la explanada de la Iglesia de San Pedro, en presencia de unos 60.000 fieles de todos los continentes.

Fue la primera vez que las reliquias atribuidas a Pedro fueron presentadas ante la multitud.

Este "Año de la Fe" - que fue lanzado por Benedicto XVI, en octubre de 2012, cuatro meses antes de su renuncia- atrajo a unos 8,5 millones de personas, que asistieron a diversas ceremonias en 13 meses, según las estadísticas del Vaticano.

Pedro fue crucificado cabeza abajo en los años 64-70, en el circo de Calígula, donde actualmente se encuentran los jardines del Vaticano.

Esa osamenta fue encontrada en 1940 debajo de la basílica.

Los Papas jamás atestiguaron que esa osamenta fuera auténtica sin lugar a dudas. Pero exámenes científicos llegaron a la conclusión de que existía una "probabilidad" de que lo fueran. Algunos investigadores impugnan esta afirmación en una interminable querella histórica.