">

Papa denuncia “desigualdades sociales escandalosas” y corrupción

injusticia​Hay que “romper las cadenas de la injusticia”, señaló el Pontífice

El papa Francisco denunció este viernes en Manila las "desigualdades sociales escandalosas" y proclamó su "rechazo firme a toda forma de corrupción", en el primer día de su visita a Filipinas.

Hay que "romper las cadenas de la injusticia y la opresión que dan lugar a evidentes -y realmente escandalosas- desigualdades sociales", lanzó a las autoridades reunidas en el Palacio presidencial, llamando a una "reforma" de las estructuras sociales.

Es necesario que cada uno proclame su "firme rechazo a toda forma de corrupción que desvía los recursos destinados a los pobres", añadió.

El papa aterrizó el jueves por la tarde en Filipinas, un bastión del catolicismo en Asia minado por la pobreza y la corrupción, para efectuar una visita de cinco días.

El papa llegó al Palacio presidencial en un minúsculo Volkswagen Touran de color azul, y fue aclamado desde las aceras por una muchedumbre entusiasta.

"Ahora, más que nunca, es necesario que los dirigentes políticos se distingan por su honestidad, su integridad y su responsabilidad respecto al bien común", agregó el papa, ante las autoridades políticas y el cuerpo diplomático.

En su discurso, de tono firme, el santo padre llamó al cambio: "La reforma de las estructuras sociales que mantienen la pobreza y la exclusión de los pobres requiere ante todo una conversión del espíritu y del corazón del pueblo filipino", dijo.

"La exigencia moral de garantizar la justicia social y el respeto a la dignidad humana son esenciales para la consecución de los objetivos nacionales", subrayó el obispo de Roma.