Papa Francisco insiste que no hay pecado que Dios no perdone

Nada que se haga provocará que Dios olvide a cualquiera de sus hijos. No importa el pecado ni la condición de quien lo cometa.

Ese fue el mensaje que envió este domingo el papa Francisco, durante el Ángelus. Desde la Plaza de San Pedro, el Santo Padre dijo a miles de fieles que "no existe pecado o crimen de algún tipo que pueda cancelar de la memoria y del corazón de Dios a uno de sus hijos".

El Papa Francisco basó su mensaje en el encuentro de Jesús con el recaudador de impuestos, Zaqueo.

"Yo te digo: si tu tienes un peso en tu conciencia, si tienes tanta vergüenza de tantas cosas que haz cometido, frena un poco, no tengas miedo, piensa que alguien te espera, porque jamás ha terminado de recordarte, de pensarte, y este alguien es tu padre, es Dios que te espera", dijo el Sumo Pontífice.

Francisco recordó que el encuentro de Zaqueo con Cristo ocurrió en Jericó, mientras se dirigía a Jerusalén.