Papa Francisco invitó este jueves a cuidar la Tierra para evitar su "autodestrucción"

MensajePontífice recordó la frase de un anciano de su tierra que solía decir “Dios siempre perdona, los hombres a veces, la tierra nunca”

El papa Francisco lanzó este jueves un llamado en defensa de la "Madre Tierra" y recordó que "Dios siempre perdona, los hombres a veces y la tierra nunca", en un discurso ante los asistentes a la Segunda Conferencia Internacional sobre la Nutrición en Roma.

"Ninguna forma de presión política o económica que se sirva de la disponibilidad de alimentos puede ser aceptable", dijo el papa ante los representantes de más de 170 países, organizaciones intergubernamentales, miembros de la sociedad civil, empresas privadas y otros sectores.

En un discurso pronunciado en español, el papa argentino recordó la frase de un anciano de su tierra que solía decir "Dios siempre perdona, los hombres a veces, la tierra nunca".

A la comunidad mundial reunida para debatir sobre los desafíos nutricionales del siglo XXI, a pedido de la Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) y la Organización Mundial de la Salud (OMS), Francisco invitó "a cuidar la hermana y madre Tierra para que no responda con la destrucción".

El papa latinoamericano, quien conoce de cerca los problemas del hambre y de la naturaleza, instó también a los asistentes a la cumbre a "no dejar que se elimine del diccionario la palabra solidaridad".

"Tenemos la sospecha de que queremos sacar del diccionario la solidaridad", comentó.

Además del papa participan la reina Letizia de España, el rey Letsie III de Lesotho, la primera ministra de Bangladesh, Jeque Hasina y Melinda Gates, y más de 100 ministros de agricultura, salud y otros sectores.

La Segunda Conferencia Internacional sobre Nutrición, organizada 22 años después de la primera reunión en 1992, concluirá el viernes tras tres días de debates.

Unas 2.000 millones de personas, aproximadamente un tercio de la población del mundo en desarrollo, sufren carencia de alimentos y 805 millones de personas siguen pasando hambre, según datos de la FAO.