Papa y patriarca Kirill acuerdan trabajar en conjunto para defender cristianismo

Histórico​Reunión se da tras casi mil años de separación entre Iglesias

En una histórica reunión que rompió una separación de 962 años entre la Iglesia Cristiana de Occidente y la de Oriente, el papa Francisco y el patriarca ortodoxo Kirill acordaron trabajar juntos para defender a los cristianos.

La reunión duró un poco más de dos horas y tuvo como sede La Habana, Cuba.

En el encuentro los líderes religiosos hablaron de hermandad y de promover los valores morales y sociales del cristianismo.

"La unidad se hace caminado, encontramos la conciliación en el espíritu", dijo Francisco, quien agradeció la humildad de Kirill.

Mientras que el patriarca ruso destacó la responsabilidad de trabajar juntos y lejos de la guerra para unir a los pueblos creyentes.

Histórico

El encuentro de estos líderes reviste un carácter único por ser el primero entre los representantes de las dos mayores alas del cristianismo desde la fractura de 1054.

Pero este encuentro en Cuba, donde el Estado fue oficialmente ateo entre 1976 y 1992 antes de proclamarse laico, trasciende lo religioso.

Las dos grandes Iglesias cristianas ven con preocupación la violencia del radicalismo islámico y la persecución contra los cristianos, tanto católicos como ortodoxos, en Medio Oriente y en el norte y centro de África.

Tras su reunión, Francisco llegará a México y Kirill estará en Cuba hasta el domingo, cuando saldrá para completar una gira de 11 días que también incluye a Brasil y Paraguay.