Papa promete a cardenales "total transparencia" en reforma de la Curia Romana

cambios​Francisco y sus asesores prepararon un nuevo organigrama, que incluye la fusión de entidades

El papa Francisco prometió este jueves a los cardenales de todo el mundo reunidos en el Vaticano que garantizará una "total transparencia" en la reforma de la Curia Romana, que genera muchas resistencias internas.

Unos 165 cardenales, convocados por el Pontífice para un consistorio o Asamblea General, se reunieron en la Sala del Sínodo para analizar las propuestas de reforma elaboradas hasta ahora.

Un documento de "síntesis" fue entregado a los purpurados con sugerencias, entre ellas la creación de dos superministerios, uno de ellos dedicado a la defensa del medio ambiente.

Desde que fue elegido en el trono de Pedro, en marzo de 2013, Francisco defiende una reforma de la organización central de la Iglesia, desacreditada por una serie de escándalos financieros e intrigas.

"La reforma de la Curia quiere favorecer la absoluta transparencia y una evangelización más eficaz", aseguró el Papa, quien desea modificar varias entidades del Vaticano.

La reforma "no es un fin en sí misma", advirtió Francisco que desea fomentar "una mayor colegialidad", así como el diálogo, dentro del gobierno central de la Iglesia.

El Papa y sus asesores han preparado un nuevo organigrama, que incluye la fusión de entidades, para desmontar la compleja y criticada burocracia vaticana.

La falta de colaboración entre organismos, una formación deficiente del personal y la poca voluntad para movilizarse, son algunos de los males de la maquinaria central de la Iglesia.

Francisco recordó a los llamados "príncipes" de la Iglesia que el pedido de reforma fue el tema central de las reuniones entre cardenales en el precónclave celebrado antes de su elección.

"Hay que perfeccionar aún más la identidad de la Curia Romana" en su labor de "ayudar al sucesor de Pedro en la tarea que desarrolla para el bien en el servicio a la Iglesia", reiteró.

ROME REPORTS en Español.