Papa reconoce "complicidad" de Iglesia con curas pedófilos y se compromete a reparar

El papa Francisco condenó con firmeza "la complicidad" inexplicable de la jerarquía de la Iglesia con los curas pedófilos al recibir este lunes en el Vaticano por primera vez a uno grupo de víctimas de abusos sexuales ante el cual prometió que se "rendirán cuentas" por esos crímenes.

"Desde hace tiempo siento en el corazón el profundo dolor, sufrimiento, tanto tiempo oculto, tanto tiempo disimulado con una complicidad que no, no tiene explicación", dijo en una conmovedora homilía pronunciada durante la misa celebrada en la capilla de la casa Santa Marta.

"Ante Dios expreso mi dolor por los pecados y crímenes graves de abusos sexuales cometidos por el clero contra ustedes y humildemente pido perdón", afirmó el papa.

El papa argentino reconoció que por décadas los líderes de la Iglesia "no han respondido adecuadamente a las denuncias de abuso presentadas por familiares y por aquellos que fueron víctimas del abuso", dijo.

"No hay lugar en la Iglesia para los que cometen estos abusos, y me comprometo a no tolerar el daño infligido a un menor por parte de nadie", subrayó el jefe de la iglesia católica.

Para el papa los autores de esos crímenes no solo han cometido "actos reprobables" sino que "han profanado la imagen misma de Dios".

Francisco pronunció su homilía en español, señal de que el papa argentino la escribió de su puño y letra, lo que ocurre en momentos especiales, en los que prefiere emplear su propio idioma.

Un traductor acompañó al papa ya que el grupo de víctimas estaba formado por dos británicos, dos alemanes y dos irlandeses, tres mujeres y tres hombres, los cuales sufrieron abusos sexuales por parte de religiosos.

Las víctimas y familiares asistieron primero a la misa matutina que el obispo de Roma suele oficiar en la capilla de su residencia, tras lo cual se reunieron en privado con el papa, con que el cada uno conversó separadamente durante una media hora.

Los nombres de las personas no fueron divulgados a la prensa.

Francisco se comprometió desde su llegada al trono de Pedro a luchar contra la pederastia y puso en marcha una comisión para la protección de la infancia de la que forma parte una víctima, la irlandesa Mary Collins.