Parejas de Araya y Villalta mantienen rol activo en campañas, la de Solís está al margen

Cada una de ellas desempeña un rol diferente en la campaña electoral de su esposo o pareja. Unas prefieren mantenerse más al margen, mientras otras están de lleno, se reúnen con los dirigentes y salen a buscar votos.

Incluso, desde ya valoran cuál será el papel que desempeñarán y los proyectos que impulsarán si llegan a convertirse en Primera Dama de Costa Rica, una figura ausente desde hace ocho años.

AmeliaRueda.com conversó con las parejas de los candidatos presidenciales del Frente Amplio, José María Villalta, y del Partido Acción Ciudadana (PAC), Luis Guillermo Solís, así como con la esposa del aspirante del Partido Liberación Nacional (PLN), Johnny Araya.

La esposa de Rodolfo Piza, del Partido Unidad Social Cristiana (PUSC), Ana Eugenia Loría, prefirió no conceder una entrevista, mientras que el Movimiento Libertario informó que la novia de Otto Guevara, Ileana Alfaro, se mantiene al margen.

La odontóloga Sandra León, esposa de Araya, desempeña un papel activo en la campaña del PLN. Atiende su consultorio solo tres días a la semana y dedica el resto del tiempo a actividades proselitistas.

Se reúne con dirigentes de diferentes partes del país, principalmente con mujeres para motivarlas y pedirles que formen parte de la campaña de su marido. También realiza sus “caravanas de la salud”, mediante las cuales ofrece servicios médicos a personas de escasos recursos en diferentes zonas del país.

La pareja de Villalta, Laura Chinchilla, aprovecha sus conocimientos en comunicación y producción audio visual para asesorar en esa materia. Además, realiza trabajos de logística y organización de algunos de eventos de su compañero, a quien conoce desde hace 16 años.

Chinchilla asegura que participa poco en actividades proselitistas, debido a la corta edad de su primogénito, quien resiente las largas jornadas de trabajo en las comunidades.

La española Mercedes Peña, pareja de Solís, se mantiene al margen de la campaña del PAC. Su agenda de trabajo como directora ejecutiva de una fundación de desarrollo municipal le dificulta estar todo el tiempo en el país, ya que debe viajar por Centroamérica y República Dominicana.

En la campaña rojiamarilla, sólo asesoró en algunos aspectos del plan de Gobierno.

Para León es fundamental que el país vuelva a contar con un despacho de la Primera Dama, donde la gente pueda ir a tocar las puertas cuando necesita una ayuda. Asegura que si Araya resulta ganador ella se enfocará en apoyar a las mujeres en el desarrollo de proyectos emprendedores y a establecer sus "Caravanas de Salud" como una iniciativa que llegue a todo el país.

Chinchilla afirma que dará énfasis a temas ambientales, derechos reproductivos y el derecho a la comunicación de las organizaciones sociales para que puedan tener voz.

Peña, por su parte, no se visualiza como una Primera Dama tradicional. Dice que no dispondrá de recursos públicos y se dedicará a ayudar a Solís en lo que él considere conveniente, según sus conocimientos.