París tendrá este año a la primera Alcaldesa de su historia

Por primera vez en la historia de Francia, una mujer quedará al frente de la alcaldía de París a fin de este mes, tras las elecciones que enfrentan en un inédito duelo a una ambiciosa ex ministra de derecha y una militante de izquierda favorita en las encuestas.

La ex ministra de ecología del ex presidente Nicolas Sarkozy, Nathalie Kosciusko-Morizet, de 40 años, se autodefine como una mujer "implacable". Actualmente diputada, esta pelirroja representa en la contienda a la UMP, principal partido de oposición de derecha, pero no logró evitar las disidencias.

Carente de experiencia ministerial y tras pasar doce años a la sombra del alcalde socialista saliente Bertrand Delanoe, Anne Hidalgo, de 54 años, considerada seria pero de poco brillo, ha redoblado esfuerzos para distinguirse de la política del gobierno de izquierda penalizado por una alta impopularidad.

Codiciada por su peso en la vida política nacional y por su prestigio en el exterior, la alcaldía de París es objeto de una campaña encarnizada entre las dos candidatas, en un clima enrarecido por la multiplicación de escándalos que implican a la derecha pero que también salpican a la izquierda.

El duelo entre la candidata de derecha, apodada "NKM", diplomada de la prestigiosa Escuela politécnica que forma a la élite francesa, y Anne Hidalgo, oriunda de una familia de inmigrantes españoles y ex inspectora laboral, se desarrolló sobre todo a través de pequeñas frases asesinas, intercambiadas acerca de la imagen de cada una y no tanto sobre el futuro de la capital de 2,2 millones de habitantes.