Partido contra Inglaterra fue una fiesta para los ticos

Belo Horizonte

Más allá de haber sido el último partido de la primera ronda de la Copa Mundial, la afición tica en Brasil vivió el juego contra Inglaterra como una fiesta de celebración por el pase a los octavos de final.

Aunque la cantidad de afición nacional era evidentemente menor que la de Inglaterra, los ticos se mostraron muy animados y mucho más entusiasmados que los ingleses.

La euforia de los ticos incluso llegó a contagiar a las aficiones de otra nacionalidades que llegaron a Mineirao a apoyar a "La Sele".

Al final el marcador de 0-0 demostró que Costa Rica tuvo con qué, para terminar líderes en el llamado grupo de la muerte.