Paseo Colón dejó su rutina desde el amanecer y dio paso a quienes llegaron por un sitio para ver el Festival de la Luz

celebración​Con cobijas y almohadas cientos de personas guardaron su campo desde la noche del viernes

Desde la 6 de la mañana de este sábado, el Paseo Colón se transformó y dejó de ser esa avenida abarrotada de carros, taxis y buses para darle paso a miles de curiosos que se han hecho presentes para presenciar el Festival de la Luz.

A pesar de los cambios de temperatura y la fría lluvia, las personas se las ingeniaron para asegurarse un espacio en la agitada avenida. Algunos más decididos acamparon desde el viernes por la noche, otros simplemente se abrieron campo en el mar de gente.

Imágenes: Marco Chacón.

Edición: Luis Carlos Bogantes.