No hay conexión a internet 
Gira el telefono para mejorar navegación

Peces prehistóricos cruzaron por Centroamérica en su ruta migratoria​

​Fósiles hallados en el sur de América, que previamente se encontraron en el norte del continente, hacen pensar a la paleontóloga Soledad Gouiric que existió un intercambio y una de las rutas migratorias cruzaba precisamente por donde hoy está Centroamérica.

Las lajas encontradas en la provincia de Mendoza, en Argentina, cabían en la palma de la mano de la paleontóloga Soledad Gouiric Cavalli.

Su alto grado de conservación permitió a Gouiric identificar un pez que vivió hace 240 millones de años. Su especie recibió el nombre de Calaichthys tehul y pertenece al grupo de los Redfieldiiformes.

Este resultó ser un nuevo registro para Suramérica.

“Lo que tiene de interesante este ejemplar es que, por primera vez, encontramos este grupo de peces representado en Argentina. Se conocía para Australia, Suráfrica y en el hemisferio Norte. Ahora por primera vez se reporta para Suramérica, lo cual es genial para entender la evolución y distribución del grupo”, dijo la investigadora asistente del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET) en la División Paleontología de Vertebrados del Museo de La Plata (UNLP).

Este pez, cuyo hallazgo fue reportado en la revista científica Papers in Paleontology, se encontró en lo que eran lagos efímeros que se secaban rápidamente debido al clima del Triásico medio.

Pero, Gouiric también ha encontrado e identificado otros especímenes marinos en el sur cuyos fósiles se han hallado en el norte del continente.

“En relación a los peces de ambientes marinos, popularmente se ha postulado que la fauna se había originado en el norte y dispersado hasta poblar esta región (sur). Las investigaciones de los últimos años nos permiten plantearnos dudas y pensar que quizás no fue así: los grupos podrían haberse originado en ambos lugares al mismo tiempo o tal vez lo hicieron acá para luego migrar”, comentó Gouiric.

Precisamente, y según la paleontóloga, una de esas rutas migratorias cruzó por donde actualmente yace Centroamérica. Migración Cuando el súpercontinente conocido como Pangea se dividió en dos, el bloque sur tomó el nombre de Gondwana. Posteriormente, este se partiría para originar lo que hoy se conoce como Suramérica y Antártida.

Migración

Los fósiles encontrados a la fecha en Argentina permiten a Gouiric conocer más sobre la historia evolutiva de la ictiofauna (peces) durante este tiempo específico.

La paleontóloga, durante su exposición en el marco de la Conferencia de Periodismo Científico que tiene lugar esta semana en San Francisco (Estados Unidos), sugiere que existieron tres posibles rutas migratorias. Una por el Pacífico, otra por el Atlántico y una tercera, aprovechando la separación de esas masas terrestres, por Centroamérica y el Caribe.

Para la investigadora, estos hallazgos son interesantes también para entender la dinámica de las corrientes marinas en determinado momento.

“Al abrirse el corredor, las corrientes cambian completamente y esto enriquece el plancton, lo cual favorece la aparición de estos peces filtradores gigantescos”, manifestó Gouiric.

Asimismo, los fósiles estudiados hasta ahora muestran un alto grado de endemismo, es decir, características que los hacen únicos.

En este sentido, la investigadora infiere que algunos grupos efectivamente migraron y perdieron conexión con su población original, así que evolucionaron por su cuenta para adaptarse a las

condiciones del hábitat y, con ello, se originaron nuevas especies. Sin embargo, para pasar de las inferencias a los hechos comprobados, se necesitan más investigación para contar con las piezas necesarias de información científica que permitan armar el rompecabezas.

“Apenas somos cinco personas que nos dedicamos a esto.

Estamos empezando a trabajar con colegas de Perú, pero no tenemos contactos con investigadores de Centroamérica y el Caribe”, dijo Gouiric.

Fotos: CONICET de Argentina