Phelps suspendido seis meses de toda competencia oficial por conducir ebrio

sanción​Astro estadounidense dice que se someterá a rehabilitación

El astro estadounidense de la natación Michael Phelps, ganador de 18 medallas olímpicas de oro, fue suspendido durante seis meses de toda competición oficial por la Federación de su país y marginado del equipo que competirá en el Mundial 2015, como consecuencia de un arresto por manejar en estado de embriaguez la semana pasada.

El castigo se conoció seis días después de que Phelps fue sorprendido por la policía en su ciudad natal de Baltimore y acusado de conducir con exceso de velocidad bajo la influencia del alcohol, así como cruzar líneas de doble calzada dentro de un túnel.

Phelps informó el domingo pasado en su cuenta en Twitter que se alejará de la natación durante unas seis semanas para someterse a un programa de rehabilitación, que, según expresó, "me dará la ayuda que necesito para comprenderme mejor".

Al anunciar la sanción contra la superestrella olímpica, el director ejecutivo de la Federación de Natación de Estados Unidos, Chuck Wielgus, dijo que las acciones de Phelps requieren "consecuencias significativas".

"Michael ha reconocido públicamente el impacto de sus decisiones, su rendición de cuentas, debido sobre todo a su estatura en el deporte y los pasos necesarios para el mejoramiento de sí mismo", aseguró Wielgus, quien agregó que "estamos aquí para apoyar plenamente sus acciones de desarrollo personal".

Phelps seguirá teniendo la posibilidad de entrenar con su club, pero no puede participar en competiciones hasta el 6 de marzo de 2015.

Según la Federación, Phelps decidió no representar a los Estados Unidos en el Campeonato Mundial de agosto (del 2 al 9) en Kazan, Rusia.

De 29 años, Phelps se retiró después de los Juegos Olímpicos de Londres-2012 con un récord de 22 medallas olímpicas, pero regresó a principios de este año.

Phelps ganó tres medallas de oro en los Campeonatos Pan Pacific a finales de agosto en Australia, para cimentar un lugar en el equipo estadounidense con vistas al Campeonato Mundial.

La policía dice que un alcoholímetro administrado después de la detención de Phelps midió su nivel de alcohol en la sangre en 0,14.

Hace diez años, Phelps se declaró culpable de conducir en estado de ebriedad en Maryland y fue condenado a 18 meses de libertad condicional, así como una multa de $250 por lo que más tarde describió como un "incidente aislado".

Phelps estuvo bajo el microscopio de nuevo en el 2009 -tras ganar ocho medallas de oro en los Juegos Olímpicos de Pekín-2008- cuando una fotografía de él aparentemente fumando una pipa de marihuana fue publicada en un tabloide británico.