Piquete, evento preferido por partidos para atraer electores en comicios municipales

Elecciones​De las 292 actividades en sitios públicos aprobados por el TSE, 183 corresponde a piquetes

Tomar la orilla de una carretera concurrida para distribuir signos distintivos de una agrupación política y mostrar apoyo a un candidato, evento proselitista conocido como piquete, es la opción predilecta de los partidos para sumar votantes para las próximas elecciones municipales.

El Tribunal Supremo de Elecciones (TSE), ha aprobado hasta la fecha 292 actividades en sitios públicos, 63 por ciento (183) de ellas son piquetes.

Liberación Nacional (PLN) tiene permiso para 48 piquetes; el Partido Nueva Generación 35; el Partido Republicano Social Cristiano 23 y Acción Ciudadana (PAC) tiene autorización para 22 concentraciones.

El director del Registro Electoral y Financiamiento de Partidos del TSE, Héctor Fernández, explicó que estas actividades serán monitoreadas por los agentes electorales acreditados.

Otros eventos que han sido solicitados por los partidos políticos que aspiran a puestos en las elecciones del próximo 7 de febrero son los mitines (71 aprobados), los cuales consisten en la intervención de un espacio por parte de un político para dictar un discurso y exponer sus ideas.

También hay peticiones para caravanas, desfiles, plazas públicas y ferias electorales. Fernández indicó que esta última opción es la actividad más reciente y la única donde más de un partido político puede participar en un mismo sitio al mismo tiempo.

La obtención del permiso para realizar una actividad pública requiere de una resolución del TSE. Las peticiones están siendo recibidas desde principios de setiembre y se están llevando a cabo desde el 10 de octubre anterior.

De acuerdo con el reglamento 7-2013 del órgano electoral, no se pueden aprobar dos actividades públicas en un mismo sitio y hora. Tampoco es posible convocar un evento en un sitio que interrumpa el libre tránsito, como puentes o intersecciones, así como frente a templos religiosos, bomberos, Cruz Roja, o a menos de 200 metros de centros educativos, hospitales o dependencias policiales.

Si una agrupación incumple con el horario establecido o las condiciones del sitio, el agente electoral asignado puede imponer una sanción económica de dos a cinco salarios base.

Un partido político puede descontar como deuda política los gastos provenientes de una actividad proselitista autorizada por el TSE.

No existe un máximo de eventos públicos permitidos por el tribunal para un solo grupo político que impulse a un candidato.