Pitones de Birmania invaden el sur de Florida

La pitón es una de las especies favoritas entre los propietarios de serpientes, sin embargo, una vez que se hacen muy grandes, las liberan.

Con sus pastizales y grandes pantanos, el sur de Florida es el hábitat ideal para las grandes pitones.

Las más largas son capaces de reducir a una persona.

Las pitones tienen un insaciable apetito y comen cualquier cosa que puedan alcanzar incluyendo venados, caimanes y otras serpientes. Se trata de un depredador en lo más alto de la cadena alimenticia, ajeno a un hábitat donde no existen otros depredadores a su nivel.

Los expertos temen que su presencia afecte la biodiversidad de los Everglades.