Playas del Pacífico Central son las más peligrosas, revela investigadora

#semanasanta​Expertos indican que no se debe bajar la guardia en el mar

Las playas del Pacífico Central presentan condiciones de mayor riesgo para los bañistas, afirmó la investigadora del Instituto Internacional del Océano de la Universidad Nacional (UNA), Isabel Arozarena.

La científica detalló que se encuentran construyendo una matriz que combina aspectos físicos de las playas con estadísticas de muertes en el mar, lo que les ha permitido llegar a este hallazgo preliminar.

Investigadora
del Instituto Internacional del Océano, Isabel Arozarena

Algunas de las playas clasificadas como peligrosas son Hermosa, Jacó, Matapalo, Palo Seco, Bejuco y Bandera.

Arozarena aclaró que el Pacífico Norte también tiene playas que presentan condiciones de mayor riesgo para los turistas, específicamente en la Península de Nicoya, como Coyote, Bejuco y Javilla. También en el Caribe Norte se encuentran algunas playas peligrosas como Tortuguero.

INVESTIGADORA
DEL INSTITUTO INTERNACIONAL DEL OCÉANO, ISABEL AROZARENA

La investigadora explicó que estas playas son muy abiertas y no cuentan con barreras naturales que disminuyan la entrada con fuerza de olas, lo que las hace más peligrosas.

Otro factor que incide en esta clasificación es la falta de cuerpos de rescate en la zona para la atención de incidentes en el mar.

Arozarena aclaró que aunque estas playas cuentan con condiciones más riesgosas para las personas, los bañistas no deben bajar la guardia en ninguna zona costera donde se encuentren.

El director del Instituto de la UNA, Alejandro Gutiérrez, manifestó que han podido determinar que cuando se registra baja actividad del oleaje es cuando más personas mueren ahogadas, debido a que se confían de las condiciones del mar y descuidan las medidas de precaución que deben mantener en todo momento.

Director del Instituto Internacional del Océano, Alejandro Gutiérrez

Los expertos recomiendan a los turistas que antes de ingresar a una playa consulten a personas que frecuentan el lugar sobre el comportamiento del mar. También asegurarse de que haya presencia de salvavidas en la zona.

En caso de que una persona se vea atrapada por una corriente de resaca, el principal consejo es no nadar contracorriente y tratar de flotar, ya que de lo contrario podría cansarse y dejarse llevar por el mar.