Pobreza y baja escolaridad aumentan probabilidad de negligencia infantil, dice investigador

agresión​Falta de cuidado de menores de edad puede repercutir en estudios y salud

Las cabeceras de familia con baja escolaridad y en situación de pobreza son más propensas a ser negligentes con los menores de edad, indicó el investigador del Instituto de Investigaciones Psicológicas de la Universidad de Costa Rica (UCR), Mariano Rosabal.

El psicólogo explicó que estos factores cambian las prioridades de un hogar, por lo que el cuido de los niños pasa a un segundo plano.

Investigador del Instituto de Investigaciones pSICOLÓGICAS DE LA ucr, Mariano Rosabal

Por ejemplo, en un hogar en condición de pobreza donde los padres se dedican a trabajar, el hermano mayor debe encargarse de cuidar a los niños pequeños descuidando otros asuntos importantes como la educación.

El investigador fue enfático en señalar que en la mayoría de los casos de negligencia por escasos recursos la situación no se da por deseo de los padres, sino como efecto de la misma necesidad.

INVESTIGADOR DEL INSTITUTO DE INVESTIGACIONES PSICOLÓGICAS DE LA UCR, MARIANO ROSABAL

"Las condiciones de pobreza generan y facilitan que se den situaciones de negligencia, pero no porque sea una negligencia consciente ni intencional por parte de los adultos, sino que las mismas condiciones de adversidad generan condiciones que van a tener un efecto en tipos de violencia", señaló el experto.

La negligencia desencadena otras problemáticas como drogas, deserción escolar, violencia, trabajo infantil, entre otros.

Rosabal indicó que las políticas públicas deben redireccionar los esfuerzos a la prevención y educación de nuevos patrones de crianza para evitar que se naturalice la falta de atención hacia los niños.

"El PANI es el ente rector de la infancia en el país, pero lamentablemente ha estado atado a su función represora, situación que debe revertir", manifestó el psicólogo.