Poca confrontación de ideas marcó primer debate del TSE

Exposición de planteamientos más que confrontación de propuestas fue lo que caracterizó el primer debate presidencial organizado por el Tribunal Supremo de Elecciones (TSE), la noche de este domingo.

La noche de este domingo, los candidatos Héctor Monestel, del Partido de los Trabajadores; José Miguel Corrales, de Patria Nueva; Luis Guillermo Solís, del Partido Acción Ciudadana; Carlos Avendaño, de Restauración Nacional; Otto Guevara, del Movimiento Libertario; y Walter Muñoz, del Partido Integración Nacional, respondieron preguntas sobre pobreza, empleo, privatización, matrimonio homosexual y aborto.

Esos dos temas fueron los que generaron más confrontación entre los aspirantes. Mientras Guevara y Avendaño se expresaron en contra del aborto, Monestel manifestó su apoyo a la despenalización de esa práctica.

En cuanto al matrimonio homosexual, Guevara se manifestó en contra y el aspirante del PAC, Luis Guillermo Solís, dijo que apoyaría las sociedades de convivencia entre personas del mismo sexo.

Los puntos de encuentro fueron más, por ejemplo cuando discutieron sobre cómo combatir la pobreza y generar empleo. Entre las acciones que mencionaron la mayoría de candidatos destacó la contención del gasto público.

Cuando se les consultó sobre la creación de una ley de salario único, que equipare lo que devengan los empleados público, cinco de los seis candidatos presentos se expresó a favor.

Así lo dejaron ver este domingo los candidatos de , Luis Guillermo Solís, del Otto Guevara, de Patria Nueva, José Miguel Corrales, de Integración Nacional, Walter Muñoz y de Restauración Nacional, Carlos Avendaño.

Solo el aspirante del Partido de los Trabajadores, Héctor Monestelse se opone a esta medida.

Entre quienes están a favor de esta iniciativa, también subrayaron que la reforma salarial del sector público debe de abarcar el sistema de pensiones, pues a su consideración las pensiones de lujo desequilibran las finanzas del Estado y agravan la desigualdad.

De igual manera los cinco candidatos coincidieron en que es necesario incluir dentro de esta discusión algunas cláusulas que a su parecer son abusivas dentro de las convenciones colectivas de algunas instituciones del sector público, como la de Japdeva y Recope.

El candidato del Partido de los Trabajadores, Héctor Monestel dijo que su oposición la basa en que esta legislación atenta contra las luchas del sector obrero nacional.

La intención de equiparar los salario del sector público según categorías se viene gestando desde hace 10 años, sin embargo, el tema ha tomado relevancia durante la actual administración a raíz de las dificultades que he tenido el Gobierno en materia fiscal y que han generado que ajustes salariales por debajo de los índices inflacionarios.