Policía de EE.UU. condenado a 263 años de prisión por múltiples violaciones

#BlackLivesMatter ​Es la máxima sentencia posible y había sido recomendada por el jurado

Un policía de Oklahoma (sur de Estados Unidos) fue sentenciado el jueves a 263 años de prisión por violar y abusar sexualmente de varias mujeres negras en el ejercicio de sus funciones.

Daniel Holtzclaw, un exoficial de policía de Oklahoma City, fue declarado culpable de 18 de los 36 cargos que se le imputaban, incluyendo violación y sodomía forzada, según el sitio web judicial de Oklahoma.

"No es una sorpresa", dijo su abogado Scott Adams a los medios a la salida del tribunal.

Holtzclaw fue acusado tanto por los fiscales como por varias de sus víctimas, entre ellas Jannie Ligons y Demetria Campbell.

Esta última presentó una denuncia en septiembre de 2015 y explicó que había sido "capturada y arrastrada a un edificio" por Holtzclaw el 5 de noviembre de 2013 cuando se dirigía a un restaurante a comprar comida para su hija hospitalizada.

Allí, Holtzclaw le "golpeó la cabeza contra una pared de ladrillo, le abofeteó, esposó, le tocó la entrepierna por detrás", entre otros vejámenes.

La demanda colectiva liderada por Ligons afirma que el exoficial había "hecho un uso excesivo e ilegal de la fuerza" que le daba su condición de agente de policía y que apuntaba sistemáticamente a "mujeres de mediana edad afroamericanas que consideraba vulnerables" para violarlas, causándoles un "sufrimiento mental y emocional extremo".

Video euronews (en español).