Policía y manifestantes se enfrentan en la mayor estación ferroviaria de Río de Janeiro

La policía se enfrentó el pasado jueves con al menos mil manifestantes, que invadieron la Estación Central de trenes, metro y autobuses -la mayor de Rio de Janeiro- para protestar por el alza del precio del boleto de autobús.

La policía intentó infructuosamente evacuar a los manifestantes de la Estación Central, cerca del centro de la ciudad, con bombas de gas lacrimógeno. Al final, con torniquetes caídos y utilizando el servicio sin pagar, los manifestantes gritaban en tono triunfal: "¡La estación está libre!".

La manifestación, que comenzó pacíficamente, fue convocada por el Movimiento Pase Libre (MPL) para protestar por el alza de un 9% en la tarifa de autobús en Rio, que pasó de 2,75 reales, ($1,15), a tres reales, ($1,25), a regir desde el sábado.

Una gran confusión reinaba también en el entorno de la estación, con manifestantes lanzando piedras contra los policías antichoque, que avanzaban en pequeños grupos, protegidos por sus escudos. Otras personas tuvieron que ser atendidas por los bomberos.