País no variará política migratoria "aunque nos quedemos solos en América Latina", afirma Solís

respuesta​Presidente insistió en que asunto debe verse desde el punto de vista humanitario

Costa Rica seguirá firme en su política contra la trata de personas y continuará entregando visas transitorias a los migrantes cubanos "aunque nos quedemos solos en América Latina", manifestó este viernes el presidente de la República, Luis Guillermo Solís.

De manera contundente el mandatario reiteró el compromiso del país en atender a los isleños que se encuentran varados en la frontera norte a la espera de seguir su curso hacia Estados Unidos.

Solís insistió en que este no es un asunto provocado por Costa Rica ni por ninguna otra nación y debe ser abordado desde el punto de vista humanitario y no geopolítico.

El gobernante respondió a Nicaragua, quien tachó al país de querer hacerse la víctima y de actuar de manera irresponsable ante la oleada de migrantes cubanos, invitando al gobierno de ese país a dejar los conflictos latentes en las instancias judiciales.

El mandatario está esperanzado en que la crisis de migración cubana se resuelva la próxima semana en el encuentro que sostendrá los cancilleres de Centroamérica, México, Colombia y Ecuador.

En la reunión, Costa Rica planteará la creación de un "corredor humanitario" que facilite el flujo de migrantes hacia Estados Unidos, país al que los cubanos desean llegar y en el cual bajo la política "pies secos, pies mojados" se otorgan 20.000 residencias anuales a ciudadanos de la isla.

Solís dijo, además, que Cuba y Estados Unidos deben pronunciarse respecto a esta situación.

Desde la semana anterior, casi 2 mil cubanos se encuentran en el país con la intención de cruzar la frontera para seguir su camino.

El pasado domingo un grupo que intentó cruzar el puesto limítrofe de Peñas Blancas fue recibido por militares nicaragüenses que los ahuyentaron con gases lacrimógenos.

Desde entonces, los caribeños se encuentran en la zona norte de Guanacaste en albergues y dotados con alimentación entregada por la Comisión Nacional de Emergencias (CNE) y organizaciones de la sociedad civil.

Solís agradeció el gesto solidario de las comunidades de La Cruz, ya que en ese cantón se encuentran los lugares más pobres del país.