Por cada colón que entra a las pensiones con cargo al presupuesto, se pagan ¢10, estima Hacienda

riesgo​Hacienda buscará cooperación con el Banco Mundial para financiar estudio actuarial al régimen

Por cada colón que ingresa al régimen de pensiones con cargo al presupuesto nacional, se pagan ¢10, según estimó el viceministro de Hacienda, José Francisco Pacheco.

Este desequilibrio implica prácticamente su quiebra, advirtió el funcionario.

Con el fin de tratar de reducir gastos en este sistema, el pasado 5 de agosto el Gobierno impuso un tope a 910 pensiones de lujo con cargo al presupuesto nacional, con el fin de ahorrar ¢12 mil millones anuales.

El tope se podía aplicar desde 1998 de acuerdo con la Ley 7.858, pero no se ejecutó sino hasta agosto de este año.

viceministro de hacienda, josé francisco pacheco

Según dijo el funcionario, el régimen nunca ha sido analizado por lo que se desconoce con certeza cuál es la situación real de ingresos, pagos y sostenibilidad a largo plazo.

Explicó que el análisis es necesario para definir el futuro del régimen de acuerdo con la cantidad de afiliados y la situación financiera que mantiene desde hace varios años.

A su juicio el régimen se encuentra en una situación muy difícil, producto de la mala administración a lo largo del tiempo y de la carencia de un fondo de reservas que permitiera sostenibilidad en el tiempo.

Es por ello que el Ministerio de Hacienda buscará una cooperación con el Banco Mundial para financiar un estudio actuarial al régimen de pensiones con cargo al presupuesto nacional. Informó que el 22 y 23 de setiembre el Gobierno mantendrá reuniones con representantes del Banco Central, con el fin de lograr varios acuerdos, entre los que destaca el dinero para pagar el estudio actuarial.

MINISTRO INTERINO DE HACIENDA, JOSÉ FRANCISCO PACHECO

Hacienda tomará decisiones con base en el resultado del estudio. Las propuestas pueden ir desde un proyecto de ley para cambiar las reglas del régimen hasta la incorporación al régimen de Invalidez, Vejez y Muerte (IVM) de la Caja Costarricense del Seguro Social (CCSS), aunque, de acuerdo con Pacheco, apenas son alternativas.