Por media calle

Club sport Herediano 2 - Limón FC 0

Goles: Yendrick Ruiz (15”), Víctor Núñez (36”)

El Club Sport Herediano alcanzó la velocidad crucero que se le ha visto en torneos anteriores. Y sigue sumando partidos invicto en ese estadio de barrio que ya le empieza a quedar pequeño. Como dato al margen, esta noche de jueves, en un arrebato provinciano, se contrató a una banda para que cumpliera el trabajo de la barra brava.

El DT Solano, con su nutrida planilla, se enfrentó a Carlos de Toro, un estratega que hace milagros con un equipo que se sostiene a puro pulmón.

Limón salió con línea de cuatro que no se terminaba de acomodar cuando los locales inclinaban la cancha contra la portería de Román Arrieta.

El Herediano, activado por el tractor físico y mental de Yosimar Arias, se apropió de las líneas laterales. Sobre todo el lado derecho, por donde Verny Scott ganaba los duelos, los florenses dejaron bien claro que la intención era una: tres puntos.

Al minuto 15, con un balón que cruzó hasta la izquierda desde el hemisferio derecho -de los pies del Mambo Nuñez- Scott , ayudado por la pifia de Lemark Hernández, supo entregarle medio gol a Yendrick Ruiz que coló el primero en el marco limonense

Video: Deportes Monumental

Al 25”, los heredianos no habían soltado las riendas del partido, las estadísticas estaban del lado de los locales. Apenas un remate envenenado de John Vizcaíno al 23 había puesto al guardameta Moreira a sudar.

Pero ese once digno que jugó de visita empezó a armarse desde atrás y para el minuto 30 ya jugaban dos equipos

Se trataba de un partido dinámico y con pocas faltas. Leandrinho obligaba al portero Arrieta, después del achique, a botar una pelota al tiro de esquina. Yosimar, dueño de prácticamente todas las jugadas de balón parado de los florenses, trazó una curva pegada a la portería, el rebote le quedó suspendido en el aire a un Mambo que, de espaldas, hizo el segundo gol con una voltereta pirotécnica. Se jugaba el minuto 36.

A esta altura, el Club Sport Herediano exhibía un fútbol solvente, con sólido músculo ofensivo. En el tiempo de reposición, el Mambo, que había vencido a Alvin Bennett en el área pequeña, quiso anotar en lugar de servirla a Yendrick que estaba desmarcado frente al arco.

Para el segundo tiempo, el DT Carlos de Toro supo leer bien lo que sucedía. Rotó su media cancha y cambió a Ricardo Harris a la izquierda. Con otros cambios, en la cancha se vio que es un gran lector de partidos.


Por varios pasajes de esta mitad, Limón estuvo cerca de descontar y neutralizó los puntos fuertes del local. Por su parte, el CSH no perdió la inercia ofensiva pero no tuvo los grados de libertad de los primeros 45 minutos.

No se alteró el marcador y el Herediano, por media calle, sumó tres puntos a un liderato que se despega ya en la décima jornada.


Fotografía: Club Sport Herediano