Por primera vez un gobierno sandinista condecora a embajadora de EE.UU. en Nicaragua

distinción​Diplomática recibió la máxima distinción que otorga el país centroamericano.

El gobierno de Nicaragua condecoró este martes a la embajadora saliente de Estados Unidos, Phillys Powers, en un acto sin precedentes en las relaciones con Washington, otrora enemigo de los sandinistas tras la revolución de 1979.

Powers, con tres años al frente de la misión diplomática de Estados Unidos en Managua, se convirtió en la primera funcionaria de ese país que recibe un reconocimiento de parte de una administración del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN).

El canciller Samuel Santos impuso a Powers la orden José de Marcoleta en grado de Gran Cruz, máxima distinción que otorga el país centroamericano.

"Tengo esperanzas (de) que esta sea una señal y un reconocimiento que están mejorando las relaciones entre nuestros países y que podemos seguir trabajando juntos", declaró Powers a la prensa tras la ceremonia en la sede de la cancillería.

Estados Unidos financió en los años '80 a una guerrilla que combatió al entonces gobierno revolucionario del FSLN.

Santos destacó que Powers observó una conducta de respeto "al derecho soberano y el ejercicio de autodeterminación de los nicaragüenses".

Entre los aspectos relevantes de la mejoría de las relaciones, Santos mencionó la suspensión en agosto pasado del denominado "waiver de la propiedad", una dispensa anual que Washington aplicaba al país desde 1994 por miles de bienes confiscados a estadounidenses en la década de 1980.

También citó la cooperación de Estados Unidos en temas de salud, atención en desastres naturales y la lucha contra el narcotráfico.

"Estados Unidos continuará apoyando a los nicaragüenses y me voy sabiendo que esta colaboración en estos tres años hizo la diferencia en la vida cotidiana de muchos", apuntó la diplomática.