"Por una empresa que se va, puedo garantizar que vienen varias", insiste Chinchilla sin dar nombres

La presidenta Laura Chinchilla minimizó este jueves los efectos que pueda ocasionar el cierre de la planta manufacturera de Intel y aseguró que "por una empresa que se va", puede "garantizar que vienen varias", pero no precisó nombres ni cuántas.

Declaró que por más importante que sea una compañía, el país tiene las condiciones para atraer nuevas inversiones del extranjero y manifestó que el próximo gobierno puede estar tranquilo en cuanto a la generación de empleo.

Chinchilla adelantó que en los próximos meses se anunciarán nuevas inversiones, principalmente en los sectores electrónico y médico. En este último caso, dijo que la aprobación de la ley que regula las investigaciones biomédicas facilitará la atracción de inversiones.

Agregó que también vendrán empresas textileras en Guanacaste y Puntarenas.

La mandataria también refutó las críticas de quienes aseguran que la salida de Intel y Bank of America se debe a la coyuntura política actual y evitó referirse a las declaraciones del expresidente José María Figueres, quien manifestó que "estamos entrampados" en competitividad del país.

Chinchilla ofreció las declaraciones esta mañana en Caldera, Puntarenas, tras participar en la inauguración de un radar que monitoreará el Golfo de Nicoya.