No hay conexión a internet 
Gira el telefono para mejorar navegación

Porristas de NFL revelan que viaje para calendario en Costa Rica terminó en complacencias sexuales

​Caso de acoso sexual dado a conocer por New York Times desata escándalo en Estados Unidos

Un nuevo escándalo de acoso sexual en Estados Unidos, en el que está involucrado el equipo Redskins de Washington, de Liga Nacional de Football Americano (NFL), tiene como escenario las playas de Costa Rica.

El diario The New York Times dio a conocer este miércoles la historia de cinco porristas de los Redskins que en el 2013 vinieron al país como parte de una sesión de fotografías para un calendario, pero que terminó en complacencias sexuales para socios del equipo.

De acuerdo con la publicación, ellas estuvieron en el hotel Occidental Papagayo - Adults only, situado en Guanacaste. Para la sesión de fotografías se les exigía estar sin sostén, aunque las imágenes no mostrarían la desnudez. Tales poses reveladoras no les preocupaba, excepto que los Redskins invitaron a un contingente de patrocinadores y propietarios de palcos del estadio. Todos hombres, obtuvieron acceso directo a las sesiones fotográficas.

Sin embargo, la molestia vino después de 14 horas de sesión, cuando el director del escuadrón dijo a nueve de las 36 porristas que su trabajo no había terminado, ya que algunos patrocinadores las eligieron para ser sus acompañantes.

"Así que regresen a su habitación y prepárense", les dijo el director. Varias de ellas comenzaron a llorar, dice el artículo.

"No nos pusieron una pistola en la cabeza, pero era obligatorio para nosotros ir", dijo una de las porristas. "No nos preguntaron, nos dijeron. Otras chicas estaban devastadas porque sabíamos exactamente lo que estaba haciendo ", reveló una de las animadoras

Su participación no involucraba sexo, dijeron las porristas. Lo que les molestaba era la exigencia de su director de equipo de que actuaran como símbolos sexuales para complacer a los patrocinadores masculinos, lo cual no consideran que deba ser parte de su trabajo.

Esta situación que se vivió en Costa Rica ha desatado un escándalo en Estados Unidos desde que, en las últimas semanas, dos exporristas presentaron denuncias de discriminación y describieron un ambiente de trabajo hostil en el que a menudo se colgaban como objetos sexuales para la excitación de los fanáticos masculinos que estaban fuera de los juegos.

"No es correcto enviar animadoras con hombres extraños cuando algunas de las chicas claramente no quieren ir", dijo una porrista que estaba allí. "Pero desafortunadamente, siento que no cambiará hasta que algo terrible suceda, como que una niña es atacada de alguna manera o violada. Creo que los equipos comenzarán a prestar atención a esto solo cuando sea demasiado tarde ".

Consultada por el New York Times, Stephanie Jojokian, la antigua directora y coreógrafa de las porristas de los Redskins, negó vehementemente que la noche en el club fuera obligatoria y dijo que las porristas que fueron no fueron elegidas por los patrocinadores.

Fotografías: The New York Times