Posición de Nicaragua sobre migración cubana será invariable, dice vicecanciller en reunión del SICA

resistencia​Ministro tico dijo en su discurso inicial que ningún país debería bloquear una solución al problema

El vicecanciller de Nicaragua, Dennis Moncada, insistió este martes que el gobierno de su país no variará su posición con respecto al bloqueo fronterizo a los migrantes cubanos que esperan llegar a los Estados Unidos.

Ministros de Relaciones Exteriores de los países miembros del Sistema de Integración Centroamericana (SICA) asistieron este martes a una reunión para hablar sobre la crisis migratoria que se encuentran varados en la frontera norte de Costa Rica.

Desde el pasado 15 de noviembre, militares nicaragüenses interceptaron con gases lacrimógenos a un primer grupo de isleños que intentaron cruzar el puesto fronterizo de Peñas Blancas. Desde entonces, el gobierno de ese país se ha negado a facilitar el flujo migratorio de los cubanos por su territorio.

Moncada reiteró la acusación emitida por las autoridades de su país que calificaron a Costa Rica de violentar la soberanía de su país al forzar el ingreso de cubanos a su país.

El canciller de la República, Manuel González, tomó la palabra para señalar la necesidad de llegar a un acuerdo en la reunión de ministros de relaciones exteriores.

El jerarca añadió que ningún país debería bloquear una solución al problema, que desde el punto de vista costarricense, debe tratarse desde la perspectiva humanitaria.

Costa Rica propondrá la creación de un "corredor humanitario" que facilite el flujo migratorio de cubanos por el territorio centroamericano con mayor control y manteniendo la condición legal de los caribeños.

La primera reunión de los países miembros del SICA se lleva a cabo en horas de la mañana y posteriormente se incorporarán los representantes de Ecuador, México, Colombia y Cuba. Este último confirmó su asistencia este mismo martes.