Presidencia a Sala IV: Diputados no tienen "legitimación" para impugnar levantamiento de veto a reforma procesal laboral

respuesta​Casa Presidencial enviará este martes antes de las 4:30 p.m. informe a magistrados

Los diputados "no tienen legitimación" para presentar una acción de inconstitucionalidad contra el levantamiento del veto a la reforma procesal laboral que hizo el mandatario, Luis Guillermo Solís, es el principal argumento jurídico que contiene un informe que enviará este martes la Casa Presidencial a la Sala Constitucional, a solicitud de los magistrados.

Así lo explicó el director jurídico de la Presidencia, Marvin Carvajal, quien informó que el documento -de 50 páginas- se enviará a la Sala Cuarta este martes antes de las 4:30 p.m.

El informe, según dijo, contiene todos los alegatos de orden legal y un análisis de por qué Solís hizo un levantamiento parcial del veto que impuso en octubre de 2012 la exmandataria Laura Chinchilla.

El documento es una respuesta a las dos acciones de inconstitucionalidad que presentaron dos grupos de legisladores contra el levantamiento del veto a la reforma procesal laboral que hizo el gobernante el pasado viernes 12 de diciembre.

Carvajal insistió en que el principal argumento por la forma de la Presidencia es que los legisladores "no tienen legitimación" para interponer una acción de inconstitucionalidad en ese sentido porque no se vieron directamente afectados con el levantamiento del veto.

Reiteró que por el fondo el principal alegato es que un Presidente puede levantar un veto impuesto por alguno de sus antecesores, debido a que la figura del Mandatario es una sola, sin importar quien esté ejerciendo el gobierno.

director jurídico de casa presidencial, marvin carvajal

El Director Jurídico de Casa Presidencial agregó que los diputados señalaron que la decisión del levantamiento del veto constituyó una invasión del Poder Ejecutivo en las decisiones del Poder Legislativo. Sin embargo, dijo que el informe aclara que levantar el veto es dejar en firme la voluntad del Congreso cuando aprobó en dos debates la ley.

La Sala Constitucional le concedió el pasado 6 de enero 15 días a la Presidencia para que presente un informe en el que se exponga los argumentos y las consideraciones que se valoraron para levantar el veto a la reforma procesal laboral.

En una de las acciones de inconstitucionalidad, los diputados alegaron que la Asamblea Legislativa debió enviar el veto de Chinchilla a la Sala Constitucional antes de que Solís lo levantara, razón por la cual violentó el procedimiento señalado por la Carta Magna.

El Presidente Solís levantó el veto luego de un compromiso que asumió con la fracción legislativa del Frente Amplio, que le permitió al oficialista Partido Acción Ciudadana (PAC) ganar el Directorio de la Asamblea Legislativa el 1 de mayo de 2014.