No hay conexión a internet 
Gira el telefono para mejorar navegación

Aduciendo trámites pendientes, Presidencia evita detallar información sobre asesores de Alvarado

Ante consulta de AmeliaRueda.com, Ministerio de Comunicación incumple por 10 días y pide plazo similar para entregar información 

Jerarcas de la administración de Carlos Alvarado Quesada evitan detallar quiénes ocupan puestos claves en el área de Comunicación y asesoría del Presidente y también evitan informar cuáles colaboradores continuarán en los mismos cargos de confianza que ocuparon durante la gestión de Luis Guillermo Solís, esto a pesar de que algunos esos funcionarios ejercen activamente funciones desde el 8 de mayo anterior, cuando arrancó el nuevo periodo gubernamental, pero su responsabilidad no ha sido explicada a los ciudadanos.

Tal es el caso de las periodistas Isabel Ovares, asesora del presidente ejecutivo del ICE durante el anterior Gobierno y directora de prensa de Alvarado durante la campaña electoral, y Stephanie Gonzalez, jefa de prensa del expresidente Solís y quien ahora acompaña a Alvarado en todas sus actividades. En ninguno de estos casos se ha informado cuáles son sus tareas, el salario que devengan, con cuanto personal cuentan a su cargo y a quien le reportan.

Alegando tramites administrativos en proceso, el ministro de Comunicación, Juan Carlos Mendoza, respondió que era imposible cumplir con el plazo de 10 días de ley para responder las consultas de AmeliaRueda.com y solicito 10 días más de tiempo para poder brindar la información publica que se le solicita.

"Hemos trabajado en la recolección de los datos requeridos desde el primer día de formulada la petición, con el objetivo de cumplir en tiempo y forma; sin embargo, la información solicitada representa una serie de trámites administrativos pendientes, propios y a cargo de la Oficina de Recursos Humanos. Consecuentemente, resulta imposible dar atención en el plazo legal de diez días, empero, en aras de otorgarle la documentación solicitada lo antes posible, he gestionado una solicitud con carácter de urgencia a la Oficina de Recursos Humanos", argumentó Mendoza este jueves mediante el oficio MC-JM-032-2018.

Desde el 10 de mayo (fecha en la que el ministro Juan Carlos Mendoza remitió la consulta a la oficina de comunicación), AmeliaRueda.com solicitó información sobre la totalidad de personas que laboran en Casa Presidencial, con el detalle de cuántos permanecen del gobierno anterior, así como los puestos de confianza y los rangos salariales. De acuerdo con la ley, la información se debió entregar el 24 de mayo (10 días hábiles después de hecha la petición). Como no entregaron la información, aduciendo que aun se estaba en un proceso de nombramientos y salidas, señalando que era difícil recopilar los datos porque recién iniciaba labores la nueva administración, este medio pidió entonces un corte con la información disponible hasta esa fecha. Este jueves 7 de junio, cuando se cumplieron 20 días hábiles después de la solicitud, el Ministerio de Comunicación pide más tiempo y promete entregarla el 21 de junio.

La falta de información por parte de la administración de Alvarado no solo impide determinar si el presupuesto destinado a Comunicación de la Presidencia se mantiene o aumentó en relación con el de la administración predecesora, imposibilita concluir si será objeto de recortes como parte de la política de reducción de gastos del mandatario Alvarado y, finalmente, limita la información de interés público en cuánto a quiénes son las personas encargadas de manejar la Comunicación del Gobierno.

Esa área sufrió cambios antes de cumplir las primeras cuatro semanas de trabajo, cuando se despidió al director de Comunicación, Pablo Cardenas, el pasado 25 de mayo bajo el argumento de que no está colegiado.

Puntualmente, Mendoza señaló que la designación de Cárdenas podría infringir el artículo 24 de la Ley Orgánica del Colegio de Periodistas.

Ese artículo estipula que el cargo de director, jefe o encargado de oficinas de prensa en las instituciones públicas debe ser desempeñado por periodistas colegiados. Actualmente hay una acción de de inconstitucionalidad presentada ante la Sala IV contra este artículo.